Mucho hemos escrito del 6 de agosto de 2015. En la primera semana —del 6 al 14 de agosto— publicamos 60 noticias de elaboración propia, seis álbumes de imágenes que suman más de 300 fotografías y 21 vídeos. Información en tiempo real que hoy sirve de archivo. En una semana. A lo largo de los últimos 365 días las informaciones se aproximan al millar. Desde aquel 6 de agosto, www.sierradegatadigital.es está cubierto de un manto negro de referencias al funesto incendio de aquel día, a sus causas, circunstancias y consecuencias, a quienes lo investigaron y lo investigan, a quienes lo sufrieron y lo sufren. Incluso hemos emitido en directo, a través del canal de la Asamblea de Extremadura, todas las sesiones de la comisión de investigación sobre el incendio. 

Un año y en la Sierra brota la esperanza y late el miedo. Un miedo que se huele con los cambios de viento. Un aroma intenso que busca en la noche el resplandor de las llamas. Un ruido feroz que sobresalta al escuchar el rotor de los helicópteros. Ese miedo que contamina la comida con sabor a hollín. Pero un miedo que apagarán las primeras lluvias. Cuando llegue el otoño, la esperanza que hoy ríe en las piscinas y en las fiestas dormirá de nuevo al miedo con el sonido de sus ramas. 

El día que el incendio fue controlado, el 14 de agosto, la Sierra de Gata comenzó una nueva etapa en su historia. La implicación de los vecinos, alcaldes, administraciones regionales y la Universidad de Extremadura va a devolver la vida al campo, a esas tierras abandonadas que se alían con las llamas. Se tejerá ese mosaico, 'cortafuegos productivo' lo llaman, de plantaciones de arándanos, se sembrarán con la ayuda de cooperantes internacionales 200.000 bellotas en el terreno quemado. 

También han brotado nuevas iniciativas ciudadanas como la Agrupación Vecinal de Hoyos, la acebana Reverdeceremus y la Plataforma Sierra de Gata. La agrupación soyana ha creado el primer grupo de Protección Civil de la Sierra y ha logrado mejorar las condiciones de los trabajadores forestales durante las labores de emergencia en las áreas quemadas. Reverdeceremus trabaja para ayudar a los damnificados por el incendio y nos llama a participar en la segunda edición del festival homónimo que nos llenó de tanto orgullo el pasado año. La Plataforma Sierra de Gata denuncia la indiferencia de las administraciones con las víctimas y la falta de cambios que garanticen que el incendio del pasado agosto no vuelve a suceder. 

Este medio de comunicación no tiene sentido alguno sin Sierra de Gata y como en ella, en esta casa también reina la esperanza y late el miedo. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481