cosinas
Biografías y Leyendas
Arica en la Sierra

COSINAS DE LA NUESTRA SIERRA África ena Sierra (i III)

Aquella nochi el tassi de Franciscu Estavel ralidó su primel viahi a nenguna palti. Izin lus del puebru que quatru pasaherus, desconocíus pa ellus i cuyus rohtrus nu juerun bihtus, diban vozeandu unus cantaris estrañus de rismus africanus, nuna insólita meloía acompasá de palmah i bongus. Pol entri lus crihtalis delas bentanillas l´escoba del cielu sirbó en tonu de yass.

Biografías y Leyendas
Hernán Cortés y Moctezuma (s. XVIII)

COSINAS DE LA NUESTRA SIERRA Relihiosus de Sierra Gata ena Floría. 1658

Pa tan mahnánima ehpedición juerun elegíus dos serragatinus: Miguel de Valverdi i Pedru Peris, de nacencia en Valverdi du Fresnu i Gata, al respetivi, que d´enmeyatu pusiérunssi alas ordinis del pairi frai Franciscu d´Aponti Holmigu, lehtol d´artis i maehtru d´ehtudiantis dela frelía de San Franciscu de Prasencia, d´ondi enharó pala misión

Biografías y Leyendas
Delirio

COSINAS DE LA NUESTRA SIERRA África ena Sierra (II)

Al barruntal estu úrtimu, don Silvestri Paraqué canteó la su cabeça cumu jeríu polun rayu. Sentiossi el palpital rapiu del su coraçón i nu púu evital una miraina de desafíu qu´obrigó a bahal la su cabeça al úrtimu entrelocutol, vihtima del su desatinu. Nu era gustosu paná delus motis. Bastanti era huchealssi Silvestri, cumu las´alimañas i las matas del campu, cumu pa qu´agora huessi a quealssi cunun apóu. Peru nu paró el su ahilar. Nu estaba pa gromas presonalis quandu, pol una enyiná ahena, poía esmoronalssi un emparehamentu de güena genti

Biografías y Leyendas
Gatos negros

COSINAS DE LA NUESTRA SIERRA África ena Sierra (I)

Quea pol un inti, don Silvestri Paraqué, la sala, p ́achergarsi a l ́alcoba d ́al láu i sacal, dunbotelleru chiquininu, de maera, una botella de vinu, que descorcha. Embroca suavementi un poquinu del tintu nun vasu, que reposaba pacienti nel basal, i lu poni al escontralús pa vel mehol la su colol brillanti, rubí intensu, endispués lu acelca a la su narí i, al cabu, lu cata cunun buchi chiquinu, que déhali frutosiá maura i especias. Confirmáu el güen estáu de l ́etílicu, se dirigió p ́andi queó Julia, ofreciéndoli el vinu. 

Biografías y Leyendas
Acebo. 1915

Cosinas de la nuestra Sierra. Minerinu, minerinu (I)

A la mañana siguienti, mu templanu, quandu e l´airi emprincipia a golel al pan nuebu delas taonas, acuyerun a la Praza Maior. Sabían de antemanu que se chincharían sin trabahu, ni una sola peoná. Peru abián d´estal allí, anqui sólu juera pa hazel visibri, anti lus demás, que nu se rundían, que siguían en pie, día tras día, a pesal dela caía de la Sierra

Biografías y Leyendas
Escenas de la Edad Media

COSINAS DE LA SIERRA La jesa el Fresnu (i III)

Endi antigu lus veçinus el Fresnu, qu´es aldea Gata, tien porfía pola Jesa Boyal polque el Conçehu Gata hazi las sus oldenanças al su favol, sacando provechu de quantu quiel enmendal i farrugal delas viehas.  Presúmissi qu´unas contradecían a las algotras, faratándulas, peru escambiándusi cumu nesedarias i cumplideras al Concehu la Villa, pal su regorçu, i essu achipotó de jielis a lus veçinus l´Aldea. 

Biografías y Leyendas
Acebo. Acuarela. Aitor Cáceres

COSINAS DE LA NUESTRA SIERRA El bandíu Tripalalga

Pola obrigación que da la frehquera vazía, meyu ehcalamecíu, el tío Lorenzu diba al Rebollal, na provencia Salamanca, pal comadréu lus produhtus de la su güerta, i tamín a la Ciá a lus melcáus de lus maltis, que tien más de quinentus añus de oñagazu. Assín que bien puu arrecogel el romanci nestas comalcas