hombre
Opinión

Cándido Pérez Vega, un hombre de bien

Acabo de enterarme por “sierradegatadigital” del fallecimiento de Cándido Pérez Vega. Me he quedado desolado porque Cándido era uno de mis mejores amigos de la Sierra y siempre que un amigo se va perdemos algo de nosotros mismos. Conocí a Cándido cuando los dos éramos maestros nacionales, él en Valverde del Fresno y yo en Villamiel.
Opinión

El hombre que no quiso un millón de dólares

Grigori Perelmán es un matemático ruso que vive con su madre en un barrio dormitorio de San Petersburgo. Si se cruzarán con él por la calle, pensarían que no es más que un vagabundo, pero detrás de una fachada desdeñada, sumida en el abandono, se encierra una de las mentes más privilegiadas del último siglo, uno de los grandes genios de la ciencia de los últimos tiempos.