hombres
Conocer Saber Crecer
Hombres y mujeres

179. Mujeres y hombres

Los hombres y las mujeres deben ser definidos cada vez más, no a partir de su sexo biológico o factor cultural, sino a partir del hecho de ser personas. Entendemos aquí por persona todo aquel o aquella que se siente dueño de sí y que ejercita la libertad para gestionar su propia vida

Opinión

Hombres ilustres

Una de las cosas de la que más se enorgullecen los pueblos es el reconocimiento de sus hombres ilustres. Cronistas e historiadores se afanan en recopilar datos que documenten sus biografías para con ello proceder a nombrar hijos predilectos, hijos adoptivos, nombres de plazas, calles y lugares

 

Conocer Saber Crecer
Hombres y mujeres

53. Hombres y mujeres

En la tierra hay una amplia gama de culturas que tienen claramente marcados los roles femenino y masculino. En general la mujer tiene –teóricamente- una actividad menos aparente que el hombre, socialmente hablando
 

Cultura
Fusilamiento de Torrijos

RELECTURA DE LEÍDOS (y VIII) Hombres libres de Acebo

Los liberales exaltados españoles, con ideas más extremas, fueron acusados de propagadores del desorden y la anarquía, sin embargo no fue así. Los liberales radicales y exaltados, conocidos como hombres libres, intentaron radicalizar el proceso constitucional emanado de las Cortes de Cádiz en 1812 y llegaron a provocar revueltas populares con la única intención de propagar las ideas de libertad entre la gente del pueblo y las clases artesanales y, en todo caso, en convertirse en defensores de todas aquellas ideas democráticas y constitucionales que el liberalismo moderado no se atrevía defender
Cultura
Enajenación de fincas del Vínculo portada

RELECTURA DE LEÍDOS: Hombres libres de Acebo (VII)

Manos a la obra Fernando Estévez Rico, alcalde constitucional acebano, fue reclutando voluntarios, que formaron el grupo principal de la Torre liberal, ayudado por su hijo Bernardo Estévez y por Antonio Franco. Así son parte de ella Ventura del Pozo, su hijo Braulio (Martínez) del Pozo, Francisco Gil, Julián Viana y Carlos de Sande Guerra, todos vecinos de Acebo. La Torre pasó a pertenecer a Cáceres que, a su vez, quedaba comprendida en la Merindad número 16 de Badajoz.
Cultura
Acedorico

RELECTURA DE LEÍDOS. Hombres libres de Acebo (VI)

La familia Rico, de la Casa de Luarca en Asturias, pasaron a Acebo (Cáceres) y se unieron al apellido Acedo, que procede de Navarra, siendo que don Alonso Rico (Martín) Hernández y Hernández Martínez de Muñas casó en Acebo, un 29 de agosto de 1669, con doña Marina Acedo y Pérez Rodríguez de Trejo. Unidos los apellidos Acedo y Rico, fue creado y ostentan el Condado de la Cañada, con Grandeza de España
Cultura

RELECTURA DE LEÍDOS. Hombres libres de Acebo (V)

Don Juan Acedo Rico, conde de la Cañada, no siempre secundó su fama de perseguidor de políticos en afán de justicia o de prebendas. También se le conoce por sus informes sobre hallazgos como el de Écija con ataúd de plomo conteniendo un bastón con casquillo de metal y puño de caracol marino o en La Moncloa donde se encontraron un gran número de monedas romanas, y, sobre todo, por sus escritos jurídicos, en los que se han apoyado muchos abogados y textos posteriores, llegando a ser considerado como uno de los grandes juristas del Reino y uno de los mejores especialistas en Derecho Penal

Cultura
Puente Carreciá

RELECTURA DE LEÍDOS. Hombres libres de Acebo (II)

Las reuniones de los Comuneros de Acebo se siguieron celebrando después de reconocida la Regencia del Reino en mayo de 1823. En octubre de ese año, un grupo de vecinos realistas del propio lugar de Acebo, dirigieron un escrito al Corregidor de Coria, que ocupaba la plaza como interino, denunciando las reuniones comuneras habidas en ese Pueblo durante el sistema Constitucional

 

Cultura

RELECTURA DE LEÍDOS Hombres libres de Acebo (I)

Un grupo de exaltados acebanos han pasado a la historia como héroes resistentes frente a la felonía del Rey Fernando VII quien, tras marchar francamente, y además el primero, por la senda constitucional, convirtió un periodo de esperanza y libertad en otro ominoso y cruel donde despachó a su gusto a todo aquel, amigo o enemigo, que se le antojó a su real persona.