leon
OPINIÓN

El león, la gata y la perra

Cuenta la leyenda que un buen día, para que quedara constancia de la marca, los reyes leoneses ordenaron grabar  sobre algunos canchales, emulando mojones rayanos, efigies de leones para que todo el mundo, sobre todo el árabe, supiera de aquellos límites y del riesgo que corría el que los sobrepasase con intenciones bélicas y de dominio

La Botica de la Sierra
Diente de león (Taraxacum officinales Weber)

Diente de león (Taraxacum officinales Weber)

Las propiedades diuréticas de esta planta son sobradamente conocidas, pues era denominada "erba urinaria", para ello lo mejor es prepararla en infusión, añadiendo a un litro de agua hirviendo, unos 25 gramos de hojas, flores y raíces de diente de león, tomando un vaso antes de las comidas.Esta infusión también puede utilizarse contra afecciones de cirrosis, cálculos biliares e ictericia, pero su principal virtud es la depurativa de la sangre