palos
Opinión
BOCETO PARA EL CAFÉ DE LEVANTE de Leonardo Alenza(1807-1845). Biblioteca Nacional de España

Joaquín en su rincón. Palos a la luna lorquiana

Es infumable que la presión llegue radiada y televisada, de manera individual, desde el interior de las filas de cada formación, convirtiendo la posible rebelión de la granja en un gallinero. Llegará un día en que los militantes y simpatizantes, hartos de que se rompa a palos la luna lorquiana, dejen las dulzainas y hagan sonar las trompetas de Jericó