Apoyo unánime oficial al estremeñu

Todos los grupos políticos representados en el Parlamento Extremeño, a través de la Comisión Parlamentaria de Educación y Cultura, mostraron el pasado día 23 de marzo su respeto y apoyo al conocimiento, la protección y difusión de las lenguas vernáculas extremeñas: estremeñu, a fala y portugués rayanu

https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=6plTTjdvxqQ#t=1385

Fue el Grupo Parlamentario Mixto (PREX- CREX), conocido por Extremeños (Estremeñus), quienes solicitaron la comparecencia de Ismael García Carmona, presidente del Órgano de Seguimiento y Coordinación del Extremeño y su Cultura (OSCEC) y colaborador de www.sierradegatadigital.es, para informar a la comisión de Educación y Cultura de la Asamblea de Extremadura de la situación actual de las lenguas vernáculas: estremeñu, portugués rayanu y a fala.

El diputado Ramón Beneyto, de una manera u otra, no hizo sino adelantarnos el sentir de lo que serían las opiniones de los Grupos Parlamentarios, de total apoyo y respeto a los estudios y la investigaciones sobre nuestras lenguas vernáculas y al conocimiento, protección y difusión del estremeñu, a fala y el portugués rayanu, como forma que tenemos en Extremadura para comunicarnos y que, ahora, están en peligro de desaparecer. “Un pueblo que no cuida su historia no puede progresar”, aseguró.

En su intervención el filólogo Ismael Carmona García informó a la Comisión de que en Extremadura existen tres lenguas minorizadas conocidas como estremeñu, (no se debe utilizar castúo), a fala (últimamente defendida como xalimegu) y el portugués rayanu (Oliventino, Herrera, Cedillo y pedanías valencianas y codoserranas). Reconoció, ante los diputados y diputadas presentes, que de todas ellas la que goza de peor salud es el estremeñu, clasificado por UNESCO como definitely endangered y la que mejor A fala, que goza del reconocimiento de Bien de Interés Cultural. El portugués rayanu se encuentra en una situación verdaderamente dramática.

El estremeñu es la lengua de mayor área de extensión y mayor riqueza dialectal, abarcando la práctica totalidad del territorio extremeño, con múltiples núcleos de población, que exceden nuestra frontera política. Desde el siglo XVI comienza a verse su representación escrita y es en el siglo XIX donde surge una notable cantera de literatos y actualmente un nutrido grupo de escritores, investigadores, traductores con publicaciones de libros y artículos en revistas y, todo ello a pesar de no tener actualizados los datos del número de hablantes totales o parciales, reducidos en estos últimos años.

Gracias a la labor investigadora y recopiladora que se viene haciendo desde las asociaciones culturales, investigaciones particulares y universitarias, gran parte del patrimonio oral extremeño se encuentra recogido. Se están estudiando propuestas ortográficas consensuadas, estudios dialectales y la elaboración de una gramática.

Es por ello preciso que queden reconocidas y protegidas por Ley las lenguas vernáculas extremeñas -reivindicó Ismael Carmona-, se garantice su enseñanza y se fomenten dentro de los medios de comunicación públicos.

Tras la intervención del presidente del OSCEC, el diputado Beneyto, tomó de nuevo la palabra para matizar que mucha gente cree que el estremeñu no existe porque no está tan organizado como a fala y el portugués rayano. Se hecha de menos una asignatura de cultura extremeña, que existió pero se fue perdiendo. La constancia de su existencia parece ser la causa por lo que se ha llevado a sede parlamentaria.

Por el Grupo Parlamentario Izquierda Unida-Verdes (IU-V) intervino el diputado Víctor Manuel Casco, mostró su apoyo para potenciar el mantenimiento de las lenguas, afirmando que todas las lenguas son un latín mal hablado ya que es el latín el idioma universal. El estremeñu –dijo-, es un sistema dialectal, que se encuentra en peligro de extinción, se trata de una lengua hablada en la zona norte de Extremadura, pero no de una lengua común con unos rasgos dialectales en toda Extremadura. Eso no quita que se deba apoyar desde la escuela y desde la Junta de Extremadura, tanto al estremeñu, como el portugués rayanu y a fala.

Por el Grupo Parlamentario Socialista (PSOE-Regionalistas) el parlamentario Luciano Fernández, resaltó la importancia de que este tema quede reflejado en el diario de sesiones de la Cámara y reconoció el merito encomiable de que un grupo de personas se dediquen a resaltar este trabajo, porque el habla de la gente merece un tratamiento ya que trasmite una vivencia, un sentimiento, una experiencia.... Hay que conocer, respetar, proteger y difundir el habla –según él.

Por el Grupo Parlamentario Popular-Extremadura Unida (PP-EU), la diputada Pilar Vargas recordó que desde la Consejería de Educación y Cultura se ha venido trabajando en la recuperación de la lengua, algo que también se hizo anteriormente, y para ello se han mantenido reuniones con representantes de asociaciones como A Nosa Fala, las que ya reciben subvenciones desde Bruselas. El pueblo extremeño ha sabido mantener esta cultura en nuestra Región y nosotros vamos a seguir trabajando en ese sentido. Pero esto va a ser lo que, estas comunidades vivas, quieran, las que dan vida al hablante, ahí estará nuestra unión y la de todos los grupos políticos.

Finalmente respondió a los representantes políticos el investigador Ismael Carmona, un tanto sorprendido por unanimidad en las opiniones favorables de los presentes, y pidió una puesta al día de la situación de las lenguas vernáculas extremeñas ya que la gente se encuentra desprotegida y desamparada con su propia lengua, saben que morirá si no se toman medidas serias desde las administraciones, desde la escuela.

Volvió a ofrecer una ortografía consensuada por investigadores, filólogos y escritores y el trabajo realizado para una gramática y un diccionario que ya cuenta con 27.000 entradas, porque hay una correlación de arriba a abajo y de oeste a este de la Región, ya que cuando llegaron aquí los asturleoneses ya se hablaba un romance occidental, que era muy parecido al de los pueblos del Norte, incluso esa influencia está por fuera de nuestras fronteras políticas. Hay que recordar que, además de las aportaciones gramáticales y de difusión del estremeñu, por parte de sus miembros, el OSCEC mantiene una colección de libros como publicación colectiva con el título genérico de “Nueva Literatura en Extremeño”, además de una activa página web y el enlace con otras varias.

En definitiva que, lo que defiende Ismael Carmona, es que no es una vergüenza tener una tierra políglota, antes bien lo vergonzoso sería tolerar la pérdida de esa riqueza y tener que dar explicaciones de ello a nuestros nietos, estando en nuestras manos la salvaguarda de estos idiomas y en la de las administraciones públicas los medios para que así sea.

Foto 1.- La Comisión de Educación y Cultura de la Asamblea de Extremadura durante la intervención de Ismael Carmona. 23/03/2015.

Foto 2.- Un momento de la intervención de Ismael Carmona (OSCEC) ante la Comisión de Educación y Cultura de la Asamblea de Extremadura. 23/05/2015.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481