'Elucidario sentimental', la nueva obra de José Manuel Corredoira para los amantes del arte estrafalario

Coincidiendo con el mes de las letras, nuestro comediógrafo de cabecera, el autor de teatro José Manuel Corredoira, publica Elucidario sentimental, seis meses después de su obra Iluminaciones al Público, presentada en Madrid el pasado mes de septiembre, tal como informaba www.sierradegatadigital.es.

, corredeira y arrabal.jpg
José Manuel Corredoira junto a Fernando Arrabal

Elucidario Sentimental ha sido publicada por la editorial zaragozana Libros del Innombrable, con prólogo de Francisco Gutiérrez Carbajo. Según publica www.noticiasteatrales.es, el Heliogábalo de Corredoira --en la Tercera parte de Elucidario sentimental– es, en palabras de Jerónimo López Mozo, “un desafío al teatro convencional, como lo fue, en otro tiempo, el de Artaud”. En su opinión, “es un texto admirable y revolucionario que está pidiendo a gritos que alguien se atreva a llevarlo a escena. ¿Quién? Sinceramente, no lo sé. No encuentro, ni siquiera entre los directores que pasan por ser los más vanguardistas, a quien pueda coger ese toro por los cuernos. Necesitaría deshacerse del corsé que ahoga nuestro teatro, inventar nuevas reglas y, sobre todo, contar con unos actores nuevos dispuestos a romper con los modelos interpretativos al uso. ¡Ahí es nada!”

En la presentación de su obra anterior, Iluminaciones al público, Madrid acogió con alborozo al autor, que estuvo arropado para la ocasión por los mejores dramaturgos de España  y de Europa: Domingo Miras, autor del prólogo de Iluminaciones al público y uno de los dos maestros de Corredoria y Luis Riaza. Junto a ellos y con el joven autor, el catedrático de Literatura Española de la UNED Francisco Gutiérrez Carbajo, experto en la obra del Corredoira. 

Del autor dijo precisamente aquel día Domingo Miras: “No me explico de dónde saca este tío esas historias. Su imaginación no parece tener límites”. 

José Manuel Corredoira (Gijón, 1970) se define a sí mismo como un escritor vacuno “suelo gestar mis libros lentamente, soy un rumiante de la literatura, y escribirlos a toda mecha”. Y se le puede ver caminar abstraído por las calles de Hoyos, quizá dando vueltas y rumiando su próximo universo estrafalario. 

Elucidario sentimental es la decimoquinta obra del autor en siete años. La velocidad de la pluma en la quietud del paisaje serrano. Toda la producción editorial de este escritor asturiano es hija de Sierra de Gata. Llegó en 2004 a San Martín de Trevejo para vivir durante los primeros años, y después se trasladó, junto a su mujer, a Hoyos donde viven en la actualidad y desde donde viaja por el mundo dando charlas, -- las últimas en Lausanne y Estrasburgo-- recibiendo premios -- finalista del Premio "Luis Barahona de Soto" con El Tesoro Escondido, editado por De La Luna Libros-- y protagonizando presentaciones, como la última de septiembre en Madrid o las que irá cerrando estos días para presentar Eludicidario sentimental.

Sus obras son “antiburguesas, cínicas, humorísticas, complejas y despiadadas”, escritas con un lenguaje profusamente barroco.  Juan Goytisolo ha escrito, “en Retablo de ninfas, José Manuel Corredoira Viñuela, lector atento de Rabelais y Joyce, preso asimismo del Julián Ríos de Larva, aspira, conforme a sus palabras, a “sacar nuevos visos al espejo del idioma”. En una cincuentena de páginas cuya densidad literaria obliga al lector —y al espectador virtual— a no perder el hilo o, por mejor decir, madeja de su discurso, alterna los breves intercambios plurilingües de personajes estrafalarios con monólogos cuya erudición exhaustiva, de una inigualable comicidad, sorprende y cautiva a quien se adentra en ellos y sueña en su representación escénica.”

José Manuel Corredoira ha participado con setenta autores de talla internacional en el homenaje que el mundo de las letras y la cultura rindió a Fernando Arrabal en su 80 cumpleaños, Arrabal 80,  editado por Libros del Innombrable. El autor melillense es considerado por Corredoria una de sus guías literarias, junto a Domingo Miras. El octogenario maestro escribió para Corredoira el prólogo a su obra Bestiario de amor.