Bruselas retira la norma sobre las aceiteras reutilizables

La medida ha quedado paralizada a pesar de obtener la mayoría en la votación (15 países votaron a favor de la misma). Para UPA-UCE, este cambio de dirección en la política de la Unión Europea “perjudicará de igual manera a productores y consumidores”

Aceitunas extremeñas
Aceitunas extremeñas

La paralización de la normativa en materia oleica para prohibir el uso de envases rellenables en la hostelería ha supuesto un paso atrás en una de las principales demandas del sector olivarero. 

Para UPA-UCE esta noticia ha sido una “sorpresa” ya que la medida hubiera significado dotar de una mayor transparencia a los establecimientos hosteleros de cara al consumidor, además de contribuir a la mejora de la calidad del aceite de oliva europeo. 

Ignacio Huertas, secretario general de UPA-UCE Extremadura no entiende por qué el Comisario ha decidido echar marcha atrás: “El vacío legal en el que nos encontramos perjudica a agricultores y a consumidores por igual”, ha señalado. Además Huertas ha criticado que el Gobierno de España no haya salido en defensa del sector públicamente: “El ministro tiene que exigir explicaciones a la Comisión y luchar por los intereses del olivar español. No entendemos cómo ha podido anunciar públicamente una medida de este calado y ahora no explique las razones por las que la normativa ha sido rechazada”. 

En este sentido, el secretario general de UPA-UCE ha reclamado al Gobierno central que ponga en marcha una normativa nacional que prohíba el uso de aceiteras reutilizables en los establecimientos hosteleros, ya que según Huertas: “Difícilmente podemos exigir una medida de estas características a Europa si nosotros no la tenemos en nuestra legislación”. Así, UPA-UCE Extremadura reivindica que la normativa se ponga en marcha en nuestro país, siguiendo el ejemplo de otros productores europeos como Portugal e Italia. 

Además, UPA-UCE exige que en el próximo Consejo de Ministros de los 27 la postura de España sea firme en la defensa de los intereses de los agricultores y consumidores europeos, y se logre recuperar la normativa, ya que para UPA-UCE este nuevo “ataque” de Bruselas pone en tela de juicio la capacidad de nuestro país para negociar en sectores en los que somos altamente competitivos, pues no hay que olvidar que España es el principal productor de aceite de oliva en la Unión Europea. 

Si nos centramos en Extremadura, se trata de una normativa estratégica para uno de los sectores más importantes de región, ya que contamos con una gran superficie de olivar tradicional, que produce un aceite de mayor calidad y que si tuviera un etiquetado adecuado contribuiría a un mayor reconocimiento del producto por parte del consumidor y potenciaría su entrada en mercados internacionales. Así, el anuncio de la retirada de la medida supone un duro golpe para un sector que atraviesa una de las crisis más importantes de su historia.