El CFMR de Moraleja imparte cursos de levantamiento de muros de piedra y de auxiliar de soldador de explotaciones agropecuarias

Levantamiento de muros con piedra seca
Levantamiento de muros con piedra seca

El Centro de Formación del Medio Rural (CFMR) de Moraleja impartirá durante el mes de octubre dos cursos sobre levantamiento de muros de piedras secas y otros dos para la formación de auxiliares de soldadura en explotaciones agrarias. Cursos a través de los que se más de setenta agricultores y ganaderos mejorarán su capacitación profesional.

Aprender a realizar un replanteo para un muro de piedra y un buen aplomado, así como el conocer los distintos tipos de materiales y las herramientas más adecuadas, son algunos de los contenidos de las enseñanzas que recibirán los 32 alumnos que participarán en los cursos sobre levantamiento de muros, con una duración de 25 horas.

Cursos de muros de piedra a través de los que se quiere recuperar una actividad tradicional en el medio rural, ya que según el coordinador de formación, Antonio Hernández Marín, cada día “es más difícil encontrar obreros que restauren paredes de tierra que están caídas y abandonadas”. Pero además la técnica de paredes de piedra seca también se utiliza en las construcciones rurales, por lo que se trata de una actividad formativa con una importante demanda.

Además durante el próximo mes se impartirá en el CFMR de Moraleja dos cursos de auxiliar de soldadura en explotaciones agropecuarias, en los que 36 ganaderos y agricultores aprenderán a realizar soldaduras de emergencias en sus explotaciones, para lo que adquirirán conocimientos sobre la técnicas a emplear en cada momento y conocerán los útiles y herramientas necesarios para realizarlas.

Los cursos, que cuentan con financiación de la Unión Europea a través del FEADER, están coordinados por el Servicio de Formación del Medio Rural de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía Dirección General de Desarrollo Rural y tienen como objetivo fundamental el fomentar el aprendizaje permanente y mejorar la capacitación en el medio rural, con el fin de garantizar una producción agroalimentaria sostenible, segura, de calidad y rentable.