Moraleja vive la mayor concentración ciudadana de la última década

Medio millar de personas se reúnen a las puertas de ASPACE para lograr que la asociación mantenga el centro en la localidad. En cinco días, el colectivo de apoyo a ASPACE Moraleja ha reunido más de 5.000 firmas que presentarán el próximo día 22 en la Asamblea General de la asociación en Cáceres. Álbum de imágenes en nuestra página de Facebook, Sierra de Gata Digital

Concentración ciudadana en apoyo a ASPACE Moraleja
Concentración ciudadana en apoyo a ASPACE Moraleja

No se recordaba una concentración de esta naturaleza desde la protesta contra la guerra de Irak y de aquella hace más de diez años. Moraleja fue ayer un derroche de solidaridad con las personas que padecen parálisis cerebral, sus familiares y amigos. Ayer tarde en Moraleja no hubo colores ni siglas, sino la unión que provoca luchar por lo que es de justicia. Y de justicia es evitar que todos y cada uno de los usuarios del centro de ASPACE en Moraleja hagan 56 kilómetros más en un viaje de ida y vuelta que, en el caso de los pacientes de terapia, debe realizarse cada día.

Narciso Martín “va a perder a muchos muchachos en el camino que dejarán de acudir al centro” por su traslado a Torrejoncillo, declaraba ayer una moralejana frente a sus vecinos. Álvaro, con parálisis cerebral y usuario del centro desde que tenía 3 años vive en Coria pero “yo no quiero el traslado porque perjudica mucho a la gente de la Sierra y de las Hurdes”. “Yo tengo coche pero ¿y qué pasa con los usuarios que no pueden conducir?”, comenta un Álvaro solidario que hoy es quien es gracias a los tratamientos que durante más de 20 años recibió en el centro moralejano. 

Durante la concentración, un familiar leyó un comunicado en el que recalcó que “la causa de nuestro rechazo a este traslado a Torrejoncillo es el kilometraje a que someteríamos a los niños que asisten a las terapias, que ya es largo de por sí para los que vienen de Sierra de Gata o de las Hurdes”.  “Las familias ya tienen suficientes problemas como para que el presidente de ASPACE venga a sumar otro más”, declararon varios de los allí presentes. 

Otra de las ponentes recordó que cuando se abrió el centro de ASPACE en Moraleja fue, precisamente, por su ubicación geográfica, por ser el lugar más céntrico y, por tanto, más beneficioso para prestar servicios a los usuarios. ¿Ha cambiado la geografía en estos 30 años sin que nos hayamos dado cuenta?

El presidente de ASPACE Cáceres ha remitido una carta a los socios --de los 60 usuarios del centro, 23 son asociados-- en la que, con fecha 10 de junio, explica la situación. En ella, acusa al ayuntamiento de Moraleja de inacción y a las familias asociadas a ASPACE de no asistir a las Asambleas anuales y de no formar parte de la junta directiva y reitera su invitación “a que alguna familia de este centro se incorpore a la misma como vocal de Moraleja”. 

Lo único cierto es que las explicaciones del presidente para con sus asociados y los usuarios del centro de ASPACE, en el primer caso, llegan tarde y, en el segundo, aún no han llegado puesto que ellos no han recibido la carta enviada el lunes desde ASPACE Cáceres. En Moraleja ayer se pidió el cese del presidente de ASPACE, la intervención del presidente regional para solucionar el conflicto y, sobre todo, la anteposición del bienestar y los intereses de los usuarios a cualquier otro interés de dudosa naturaleza. 

El colectivo de apoyo a ASPACE Moraleja ha logrado reunir más de 5.000 firmas en tan solo cinco días. El próximo día 22, los asociados de ASPACE llevarán a la Asamblea general de Cáceres las firmas y solicitarán la reconsideración de lo que, de momento, parece una decisión cerrada: el traslado de ASPACE Moraleja a Torrejoncillo.