miércoles. 06.12.2023

La Consejería de Educación crea la figura del profesor emérito

La Consejería otorgará la distinción de ‘Profesor Emérito de Extremadura’, de carácter honorífico, a aquellos profesores jubilados que hayan colaborado con los centros docentes durante cinco cursos escolares o durante tres cursos seguidos, así como a los que estén colaborando en proyectos educativos de innovación

La Consejería de Educación y Cultura crea la figura del profesor emérito de Extremadura, a través de un decreto que publica el Diario Oficial de Extremadura (DOE), así como la colaboración voluntaria del profesorado jubilado con la Administración educativa de Extremadura y los centros escolares sostenidos con fondos públicos.

A través de esta figura, la consejería quiere reconocer los méritos contraídos por los profesores jubilados en su colaboración con los centros educativos extremeños y potenciar la imagen del profesorado como pilar fundamental del sistema educativo, reconociendo su trascendental papel.

De esta forma, se reconoce al profesor jubilado como una fuente de respeto, conocimiento y formación a lo largo de su trayectoria docente para que pueda seguir aportando, de manera voluntaria, la experiencia acumulada en beneficio de la comunidad educativa y en aras del asesoramiento oportuno en la formación integral de los futuros docentes.

La Consejería de Educación y Cultura otorgará la distinción de ‘Profesor Emérito de Extremadura’, de carácter honorífico, a aquellos profesores jubilados que hayan colaborado con los centros docentes durante cinco cursos escolares o durante tres cursos seguidos, así como a los que estén colaborando en proyectos educativos de innovación.

Profesores jubilados colaboradores

Por su parte, el profesor jubilado colaborador prestará su ayuda y conocimientos tanto en los centros docentes, al profesorado extremeño, a la Administración educativa autonómica como a la Universidad de Extremadura, por la tutorización de los alumnos universitarios en prácticas, siempre en tareas compatibles con su condición de jubilado.

Estas funciones no supondrán la ocupación de un puesto de trabajo ni retribución de forma alguna.

La colaboración por parte del profesor jubilado consistirá en algunas tareas concretas de cooperación con el centro, así como de apoyo a la docencia en el ámbito de la innovación educativa y las buenas prácticas.

Asimismo, podrá colaborar en la impartición de charlas, conferencias y otras actividades, además de en el desarrollo de las actividades complementarias y extraescolares del centro; en acciones formativas de los Centros de Profesores y Recursos (CPR); así como asesorar a los mediadores en conflictos y problemas surgidos en el ámbito de la comunidad educativa del centro, entre otras cosas.

La Consejería de Educación crea la figura del profesor emérito