¡Quiero devolver la enciclopedia!

La legislación actual de defensa del consumidor recoge el llamado "derecho de desistimiento", de esta maneral el comprador de un artículo fuera de la tienda (por teléfono, correo postal o visita domiciliaria) tiene derecho a devolverlo y recuperar su dinero en 14 días

Imagen de las ahora obsoletas enciclopedias
Imagen de las ahora obsoletas enciclopedias

¡QUIERO DEVOLVER LA ENCICLOPEDIA!

"...y la vajilla, y el televisor de plasma y todo lo que la acompañaba, que era un "regalo", según decían los señores que me vinieron a visitar a casa, y con los que acabé firmando unos papeles. Luego he sabido que lo que me han "colado" no vale ni la tercera parte de lo que decían y, lo que es peor, ni me hace falta, NI VOY A PODER PAGARLO...".

Las personas de edad avanzada son las principales víctimas de un tipo de venta a domicilio de objetos muy por encima del precio anunciado, que tienen muy poca utilidad práctica, y que pueden comprometer gravemente su economía. Por eso, el objetivo de este artículo, más que advertir a quien lo lee, es pedirle que avise a sus mayores, que tal vez no sepan ni leer.

La legislación de defensa del consumidor recoge el llamado "derecho de desistimiento" por el que el comprador de un artículo fuera de la tienda (por teléfono, correo postal o visita domiciliaria) tiene derecho a devolverlo y recuperar su dinero en 14 días.

Se aplica también a las pólizas al consumidor que firmamos los notarios (no a las destinadas a financiar negocios), y en ellas, sólo se pagan los intereses de los días transcurridos, pero ningún otro gasto, si en ese plazo el deudor decide devolver el dinero al banco, sin dar más explicaciones. Naturalmente, SI EL CONTRATO ES ANTE NOTARIO (como son las pólizas de préstamo), HAY QUE PREGUNTARLE TODO, QUE PARA ESO ESTÁ, sin reparo de ningún tipo. Y SI NO SE VE CLARO, por la razón que sea, NO FIRMAR.

El problema es que, unas veces por vergüenza y otras por ignorancia, el consumidor decide no actuar, y deja pasar el plazo de devolución. Lo mejor, naturalmente, es NO FIRMAR NADA, NI ACEPTAR NADA, NI SIQUIERA POR TELÉFONO, sin haberlo consultado antes tranquilamente con alguien de nuestra confianza. Mientras, ante la duda, es mejor no abrir la puerta al que viene a vendernos, y colgar al que llama.

Otras veces el timo consiste en una revisión fraudulenta de algún tipo de instalación, o en el "regalo" de un magnífico lote de libros, por el que "sólo" hay que pagar los gastos de "preparación y envío", que pueden triplicar su valor real. Eso, sin contar los sms de desconocidos, o las llamadas perdidas de números de tarifa especial (906, 905, etc.) que pueden llegar al móvil.

Lo peor de este asunto es la vulnerabilidad de los "clientes habituales" de este tipo de "negocios": nuestros mayores. Las (tristemente) famosas "preferentes" han acabado en los Tribunales, pero después de muchas noches de insomnio de los firmantes. Y es mejor prevenir, que curar.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481