domingo. 03.03.2024

Los profesores jubilados podrán realizar labores de apoyo y gestión en los centros

La Comisión Permanente del Consejo Escolar de Extremadura debatió el pasado viernes el borrador de decreto sobre el que está trabajando la Consejería de Educación y Cultura para reconocer la labor voluntaria de apoyo que el personal docente jubilado pueda prestar a los centros educativos, así como la creación de la figura del profesor emérito de Extremadura

Este documento inicial de trabajo busca desarrollar el apartado 8 del artículo 165 de la Ley de Educación de Extremadura, aprobada por unanimidad en la Asamblea, que especifica que “los centros educativos podrán disponer de la colaboración voluntaria del personal jubilado para la realización de determinadas tareas de apoyo al profesorado y de la gestión del centro”.

La Administración envió la semana pasada este documento a los miembros de la Comisión Permanente del Consejo Escolar; CC.OO, UGT, CSIF, FERE-CECA, Fempex y los representantes del alumnado. Inicialmente, sólo el sindicato CC.OO aportó alegaciones, una enmienda a la totalidad y otras diez parciales. Esta mañana UGT, CSIF y Freapa también han votado a favor de esa enmienda a la totalidad del texto, a pesar de lo cual ha sido rechazada por esta Comisión del Consejo Escolar. Seguidamente, CC.OO ha retirado todas las enmiendas parciales evitando su debate para incorporarlas a este borrador de decreto, que después debería ser ratificado por el pleno del Consejo Escolar.

Aunque el borrador de decreto finalmente ha sido aprobado por esta Comisión Permanente, la Administración educativa ha decidido trasladar el borrador, con las modificaciones planteadas por las fuerzas sindicales, a la Mesa Sectorial de Educación, donde espera que pueda enriquecerse con las aportaciones del resto de representantes sindicales. La Consejería de Educación y Cultura no ha planteado en ningún momento la elaboración de este decreto, en el que se viene trabajando desde el mes de enero, como la asunción de ninguna carga docente por parte del personal que se jubila, sino como un reconocimiento de esos profesionales que voluntariamente aportan su experiencia en ciertas tareas de apoyo en los centros, tal y como recoge la Ley de Educación de Extremadura.

Los profesores jubilados podrán realizar labores de apoyo y gestión en los centros