domingo. 14.04.2024

La importancia del ecosistema y de cada una de sus partes ha sido el contenido de la historia narrada por Pedro Eizaguirre Massé, educador ambiental y director de Teatro Intrépido, en el colegio público peraliego Virgen de la Peña.
La historia de los dodos y la desaparición de las palmeras en la Isla Mauricio ha servido de introducción para un debate abierto con los alumnos de tercero y cuarto de primaria, en el que los niños y niñas han expresado con su propio lenguaje qué es para ellos un ecosistema y cada una de los elementos y las partes que lo componen. 
Pedro Izaguirre Eizaguirre comenzó con el proyecto cultural Teatro Intrépido hace más de veinte años. A partir de 1996, comienza a investigar “sobre el teatro como recurso para la educación ambiental". "A lo largo de este tiempo, --continúa Eizaguirre-- hemos ido desarrollando una serie de planteamientos teóricos basados en nuestras experiencias, y creando una serie de recursos pedagógicos, pensados para la educación ambiental de niños y niñas, jóvenes y personas mayores". 
Para el responsable de Teatro Intrépido, "la dramatización "es, entre otras cosas, un instrumento de comunicación, y como tal se ha utilizado desde su nacimiento como medio de transmisión de los valores culturales de la comunidad". "La característica más definitoria del teatro como técnica audio-visual de comunicación, es la proximidad física real entre el emisor del mensaje y el receptor del mismo, el cara a cara entre el actor y el espectador". Esta proximidad ha quedado patente en las aulas del colegio público Virgen de la Peña donde los niños y niñas participaron activamente en el debate ambientalista. De hecho, el encuentro se ha alargado más allá de la hora del recreo y ningún niño se ha movido de la silla; tan interesados estaban en los dodos y en las palmeras. 
Como colofón a la charla dramatizada, Eizaguirre mostró a los alumnos las consecuencias negativas que tienen determinadas actuaciones del hombre sobre el medio ambiente. Los niños pudieron ver cómo la hermosa estampa de la Fuente de los Tres caños, o el zahurdón situado cerca de la ermita Virgen de la Peña se ven empañadas por la falta de limpieza de sus usuarios que arrojan basura sin control y sin pensar en las nefastas consecuencias que sus acciones tienen tanto para los vecinos como para los visitantes. 
Esta actividad, --que se enmarca dentro del contenido curricular de la asignatura Conocimiento del Medio--, está destinada a los alumnos de los dos últimos ciclos de primaria del colegio Virgen de la Peña. El día 15 los participantes fueron trece niños y niñas de tercer y cuarto y, al día siguiente, el día 16, fue el turno de los mayores.

Teatro ambientalista en el colegio peraliego Virgen de la Peña