La Villa de Gata celebra la II edición del Festival de Folclore Luisa Peñalva

Con un cartel de lujo, unas cerca de tres horas el folclore de la tierra y de otras tierras llegaron al público y amenizaron el primer sábado veraniego

Niños danzantes en el Festival Luisa Peñalva JP Perez
Niños danzantes en el Festival Luisa Peñalva JP Perez

Llegó el tan esperado día, por segunda vez, después de un año, el Festival solidario Luisa Peñalva volvía a la localidad, gracias en particular al empeño y dedicación de Rocío Alonso, y a un ayuntamiento, que voluntariosamente la respaldó en todo momento.

Este año cambió la ubicación, en esta ocasión el gentío esperó en la plaza mayor, habituada ya a espectáculos de gran empaque cuyo punto final siempre suele culminar en aplausos generosos.

Ante las dudas de un día anodino, el primer día del verano de 2014,  que nos trajo fresco y algo de lluvia, la gente no sabía si sacar chaquetita o manga corta, elección que a muchos les llevó hasta última hora para hacerse con los sitios que facilitó el ayuntamiento, las terrazas de los bares de la plaza sirvieron de segundo anfiteatro.

Y ante ese gentío llegaron los grupos, con ganas de dar lo mejor, de poner ante tantas miradas ese esfuerzo y dedicación de muchas y duras tardes de ensayo.

Grupo infantil Villa de Gata

Las Mondas (Calzadilla)

Entrearroyos (Vegaviana)

Raíces Extremeñas (Madrid)

Virgen de la Vega (casa charra de Valladolid)

De los tres del año pasado, sin contar a las mujeres del ramo, este año el número de grupos aumentó y deja claro que lo que empezó siendo algo de unos pocos va camino de llegar a más y más gente, aunque este año cabe resaltar la ausencia de la homenajeada, Doña Luisa Peñalva. Lo cierto es que la cuantía de grupos nos deja claro el interés que generó el año pasado la primera edición, y como diría aquel, “que no pare la fiesta”.

Así, con este cartel de lujo, unas cerca de tres horas el folclore de la tierra y de otras tierras llegaron al público y amenizaron este primer sábado veraniego.

El baile del Ramo, los Niños de Gata, los bailes de Vegaviana, el grupo Charro, la chavalada corriendo de aquí para allá, la cerveza de media tarde, el café, las risas, y el arte, todo ello dibujó un bonito collage en una bonita tarde de junio.

Tarde, que seguro muchos esperan repetir al año que viene.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481