viernes. 24.05.2024

Un total de 25 menores de cuarenta años realizan en el Centro de Formación del Medio Rural de Moraleja el curso para su incorporación a la empresa agraria, que se enmarca dentro del plan de formación continuada exigible para recibir las ayudas para la instalación de jóvenes agricultores. Una formación que es cofinanciada por el Fondo Social Europeo (FSE).

Una formación en la que los jóvenes adquieren, a lo largo de doscientas horas, conocimientos en tres áreas concretas: empresarial, contabilidad y gestión agraria y tecnológica. En el bloque destinado al área empresarial se informan sobre la legislación relacionada con la actividad a desarrollar y el asociacionismo agrario, y adquieren conocimientos en materia de comercialización y fiscalidad y seguridad social agraria.

Un bloque empresarial en el que también hay un módulo sobre la conservación del medio ambiente, a través del que los jóvenes agricultores aprenden técnicas para reducir o eliminar el impacto medioambiental que produce la actividad agraria, y otro destinado a la introducción de las nuevas tecnologías en las explotaciones.

Pero es el bloque tecnológico el más extenso, ya que a lo largo de cien horas los asistentes reciben formación sobre agronomía y zootecnia general, así como capacitación sobre producciones específicas y sectores productivos concretos, entre los que se encuentran la horticultura, los sistemas de agricultura y ganadería extensiva, la apicultura y la vid y el olivar.

El curso, que tiene como objetivo facilitar a los jóvenes una formación inicial específica que garantice el desarrollo de la actividad agraria con unas garantías mínimas de éxito y profesionalidad, se inició el pasado 14 de octubre y finalizará en el mes de diciembre.

Alumnos menores de cuarenta años se forman como profesionales agrarios en el CFMR de...