domingo. 19.05.2024

La localidad acebana fue una fiesta el pasado sábado día 10. Cerca de 150 caballos venidos de distintos puntos de la comarca se dieron cita en la I concentración organizada por el ayuntamiento de la localidad y que contó con la implicación directa de todos los empresarios y vecinos acebanos. En el puesto de control, situado junto al camión de embutidos y quesos de Iglesias Chanca, cerca de la una de la tarde el registro sumaba ya 120 participantes. Allí no faltó de nada. Pedro y Raquel se afanaban por repartir entre los participantes buen vino y platos de ibéricos como tentempié para todos. 

Tres horas y media tardaron los 17 jinetes que partieron a lomo de sus caballos de Eljas hasta Acebo, treinta minutos tardaron los diez jinetes de Hoyos en llegar a la localidad anfitriona,  dos horas y media estuvieron cabalgando los seis jinetes cilleranos y una hora y 20 minutos duró el camino para los siete jinetes de Villasbuenas. Desde Villamiel llegaron hasta Acebo un total de 20 jinetes, entre los cuales se encontraban las más jóvenes de la concentración, dos niñas de apenas ocho años que llegaron hasta Acebo  montadas en su yegua desde su localidad de origen. Hubo también jinetes de Perales del Puerto, Vegaviana y Moraleja. 

Javier Alviz, alcalde acebano, califica de "gran éxito esta primera concentración. Tanto es así que el próximo año celebraremos una nueva edición en la que incluiremos todas las mejoras necesarias para que el día sea perfecto". 

Al mediodía, cuarenta voluntarios acebanos estuvieron atendiendo los cinco puntos de asado que el ayuntamiento instaló repartidos por la localidad. En total, se estima que se fueron servidos unos 300 kilos de panceta y chuletas de cerdo acompañadas por el clásico moje acebano, realizado a base de pimiento rojo y sus famosas naranjas.

Por la tarde, a partir de las cuatro, Alvaro, alumno de la escuela de doma clásica de Malpartida de Cáceres realizó una exhibición a la que no faltó nadie. 

La afición serrana por los caballos no es flor de un día. En los últimos años, en las distintas localidades han ido naciendo Asociaciones de caballistas como es el caso de Acebo y Gata, reunidos en la Asociación Xálima, en Eljas, Valverde del Fresno, Cilleros y Santibáñez el Alto.

Ahora, miembros de distintas asociaciones, están fraguando la idea de crear una Federación que aglutine a las asociaciones locales. "La unión hace la fuerza, y es este el principio que nos mueve para intentar crear la Federación", declara Julián Franco Domínguez, secretario de la Asociación Xálima, que en estos momentos reúne a quince miembros.  

150 caballos en la I concentración de Acebo