Gisela Radant Wood, la mujer que sí sabía leer en los mapas

Walking in Extremadura, recientemente publicado y disponible en Internet, es un libro imprescindible para el empresario serrano de turismo rural. El libro recoge, por primera vez, y de la pluma de una isleña de la Gran Bretaña, la descripción detallada de seis rutas básicas de Sierra de Gata, además de 24 rutas por otras comarcas extremeñas

Gisela Radant Wood
Gisela Radant Wood

Gisela Radant Wood ha recorrido más kilómetros por caminos extremeños que muchos de nosotros. Con una media de 20 kilómetros a la semana “en julio y agosto, descanso”, la autora de Walking in Extremadura ha caminado 5.000 kilómetros en cinco años, y muchos de ellos en Sierra de Gata, donde una vez se perdió realizando la senda de bosque y colores que unen en camino circular San Martín de Trevejo con Villamiel. Para evitar situaciones como esta, divertidas a veces, y difíciles, en otras ocasiones, Gisela recomienda llevar siempre en el camino una mochila con agua, algo para comer, un teléfono y un GPS, aunque en la charla la autora declara “odiar el GPS por ser un aparato tonto”. Cuánto mejor “los mapas, son fundamentales”.

Gisela mantiene una completísima web --www.walkingextremadura.com-- sobre senderismo que recoge rutas, coordenadas GPS, comentarios y variaciones sobre las rutas descritas, observaciones realizadas, a veces por los lectores y otras por ella misma. Porque para ella, mantener significa estar vivo. No se pueden señalizar rutas y no mantenerlas; “es necesario supervisar su estado cada año porque las rutas, los caminos, son organismos vivos, cambiantes”. En Almoharín, donde vive desde 2006, una vez al año los miembros de su grupo senderista repintan las rutas, las limpian de maleza, las retocan y preparan para la temporada. “Es más divertido hacerlo nosotros, no es necesario esperar que lo hagan los demás”, dice siempre sonriente.

Le gusta tanto caminar en grupo, “es más sociable”, como en solitario y, sobre todo, con Jack, su perro. Jack hace de pastor de su grupo senderista cuando alguno se retrasa en la subida de un camino, incluso descubre nuevos senderos que su dueña le dedica, Jack’s favourite walk. A ella, como a su perro, le gusta cuidar de sus grupos, de los caminantes que se dejan guiar por sus indicaciones. Por eso, su web mantiene actualizados los datos mediante apuntes. Ella se siente orgullosa por la gran cantidad de visitas que recibe, pero también se siente “responsable”. Cuando una persona se decide a hacer una ruta que ella ha recomendado, “no quiero que se preocupe por nada, solo por disfrutar”.

A través de www.walkingextremadura.com, mantiene relaciones con senderistas australianos, ingleses, alemanes, holandeses, norteamericanos, asiáticos... con los que siempre traba una buena amistad, porque los caminos son amigables. “En Inglaterra nadie conoce Extremadura, allí solo conocen la España de costa y desconocen la de interior”. De hecho, ella aterrizó en las playas de Málaga hace más de diez años y cuatro años después conoció, por internet, Sierra de Gata, hasta donde vino buscando el sosiego y encontró el paisaje de su niñez.

Gisela Radant Wood tiene muchos proyectos editoriales que giran siempre, o mejor dicho, caminan en rutas extremeñas. Su próximo libro va a caminar por la historia de Extremadura. Las rutas de los romanos, las de los vetones, la ruta Wellington, las de la guerra de la Independencia... A Gisela le apasiona el sistema circulatorio que supone la red de cañadas reales en el país. Sobre ellas, sobre los cordeles también piensa caminar, tomar notas, grabar la ruta, comprobar la señalización y el GPS y describirlas para sus lectores.

Otro de sus proyectos editoriales pendientes son las rutas del centro y la zona oriental de la Sierra de Gata. Hoyos, Acebo, Gata... La autora se ha propuesto regresar a la casa de Los Higos en Eljas un fin de semana de cuatro días al mes y caminar. “Tengo esa deuda pendiente con esta sierra que me recuerda tanto a mi hogar”, declara. Ella es de Devon, al suroeste de Inglaterra, donde grandes, imponentes y a la vez suaves rocas graníticas dibujan el paisaje de su memoria.

Walking in Extremadura es una guía de 352 páginas escrita en inglés. Además de las seis rutas por Sierra de Gata, el libro incluye nueve en la sierra de Montánchez y tres por aguas romanas, Gredos y la Vera, Monfragüe, las Villuercas y tres rutas urbanas por Mérida, Cáceres y Trujillo. Dos veces más rutas en Sierra de Gata, el doble que por caminos del imperio o mucho más conocidas y consolidadas como destino que nuestra comarca.

Este libro es fundamental en cualquier negocio de turismo que se precie. Si en algo coinciden todos es que el turismo de naturaleza es el más demandado por nuestros visitantes, muchos de ellos ingleses. Seis rutas perfectamente descritas en inglés para todos los visitantes europeos.

A los senderistas se les reconoce pronto por su forma de vestir, al igual que al cazador o al ganadero. Si le ofrecemos información de primera mano y en inglés ‘original’ ya estamos supliendo nuestra falta de soltura con el idioma. Es un consejo para mis amigos empresarios desde www.sierradegatadigital.es, su digital.