A Revolera celebra la primavera a lomos del caballo

Este domingo los jinetes valverdeños volverán a Portugal realizando una de las rutas con mayor carga sentimental en las alforjas y que comunica Valverde del Fresno con la localidad portuguesa de Foios, en Portugal

Jinetes a lomos de sus caballos
Jinetes a lomos de sus caballos

Ya no será necesario que nadie pregunte al viento si está o no “arreglau” para poder pasar la frontera. Antes, cargados de café, tabaco o aquello que fuera necesario y escaso al otro lado de la raya. Tantos años más tarde los jinetes de Portugal siguen la senda abierta por sus antepasados para comercial con el país vecino portugués. Hoy, la escasez de productos es sustituida por la abundancia de recuerdos y el cariño que los descendientes de los aquellos contrabandistas han ido cultivando a lo largo de generaciones.

El domingo, 22 de marzo, la asociación de caballos A Revolera de Valerde del Fresno regresa a Portugal. Esta es la décimo segunda edición de esta ruta que comenzaron a cabalgar los jinetes desde el primer año de la creación de su asociación.

En Foios, declara Fabiu Pequenu, presidente de A Revolera “mantenemos unos fuertes lazos de amistad heredados de nuestros padres y abuelos,  que comenzaron a trenzarse en la época del contrabando de café y tabaco entre ambos lados de la raya”. Entre estos queridos amigos el presidente recuerda los nombres de “Gallano , Accino y Antonio y u  Betu, unos portugueses que desde niños ha estado en contacto con la gente de Valverde del Fresno, puesto que sus padres y los nuestros se dedicaban al contrabando”.

La ruta a caballo desde Valverde del Fresno hasta Foios tiene una duración aproximada de cuatro horas hasta la frontera. Los jinetes podrán disfrutar de “un paisaje precioso y digno de ser contemplado”, donde destacan “los castaños y robles y una arboleda frondosa y verde”, añade Fabiu.

Desde el Mesón el Quijote los jinetes subirán hasta el alto del Pizarrón, en la frontera, para continuar hasta la localidad portuguesa de Valdespiñu para celebrar el almuerzo con los amigos  portugueses. Tras la cita gastronómica y la sobremesa, reinician el camino hasta Us Foios para comer en el restaurante U Dorau.

Si durante toda la jornada, el caballo es el gran protagonista, al regreso, su papel es aún más relevante. “Ellos son los que nos llevan por los senderos oscuros y caminos oscurecidos por el follaje de las ramas y con la poca luna que hay,  no se ve nada, y te quedas sorprendido de lo que ven los caballos y su facilidad para esquivar los obstáculos”, manifiesta el presidente de los jinetes valverdeños. En el camino de regreso la banda sonora la ponen los cánticos clásicos en honor a San Blas --patrón de la localidad rayana-- y las conversaciones rememoran los recuerdos de antaño, cuando sus precedesores lograban llegar a casa “con la carga hecha”, como dice Fabiu Pequeñu.  

“Cada vez que hacemos una ruta a Portugal mi primo Luis Serafina, --declara Fabiu-- nos recuerda, las claves que utilizaban los contrabandistas de antaño cuando empezaban el camino a Portugal para ir a por el cargamento de café o tabaco, era la clave  “Si estaba arreglau” --en referencia a si estaba arreglado con los Guardias y los Guardiñas de ambos lados de la frontera-- para dejar pasar la carga sin problemas”.  Y es que no siempre estaba “arreglau”.

IMÁGENES CEDIDAS POR A REVOLERA.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481