sábado. 15.06.2024

Para hacer la ruta de la Laguna de los Caballeros, en la parte occidental de Gredos (Sistema Central), hay que desplazarse hasta la localidad de Navalguijo (Ávila), a la que se llega (si vamos por Bejar) después de pasar El Barco de Ávila y tomar la carretera próxima hacia los pueblos de Navatejares, Tormellas y Navalonguilla.

En el pueblo de Navalguijo, que por cierto ha perdido su único bar donde se podía repostar antes y después de la caminata y donde se podían comprar buenas legumbres de la zona, afrontamos el inicio de una ruta senderista muy completa, de cierta dificultad, con una duración aproximada de diez horas (ida y vuelta) y en la que hay que tener muy en cuenta la climatología. En invierno es conveniente informarse con la Guardia Civil de Montaña del Barco (650383882) o mediante Julián, un amable guarda de Gredos que puede ofrecer buena información de la zona y a quien es aconsejable hacer mucho caso (920343823).

Esta ruta, por su dificultad, no es adecuada para hacerla con niños y parte desde la calle principal, al final de la cual, saliendo del pueblo, nos guía una calleja encementada, entre robles, hasta el cartel informativo que indica el Sendero de Pequeño Recorrido PR-AV-40, cuya información (bien señalizada) debemos seguir durante todo el trayecto. Hay que estar también muy atentos a los hitos de piedra, que en zonas donde no hay señalización, son fundamentales para no desviarse de la ruta.

La vereda en la que se transforma el camino inicial no tiene problemas de orientación, aunque empieza a mostrar ya el trazado de piedra suelta, ascenso suave aún por la garganta, que poco a poco nos conduce hasta la Chorrera del Lanchón, donde el camino se empina bastante y donde el paso se hace pesado por esa especie de calzada antigua colocada piedra a piedra.

En este tramo y caminando junto a una gran pared de piedra(Cerro de la Mocha), que dejamos a nuestra derecha, transcurre ya, con la compañía de las cabras (cabra montes de Gredos), en un bonito desfiladero, la garganta de los Caballeros, con sus aguas cristalinas, saltos y una fuerza cuyo sonido te acompaña en la dura subida de ascenso hasta el primer refugio, llamado de Las Llanaíllas, con forma de chozo, que está en buenas condiciones, aunque carece de chimenea. Continuando el ascenso (hasta la laguna hay un desnivel de 813 m.), en las antiguas Minas de Blenda, aun podemos ver por el suelo resto de la maquinaria

utilizada para la extracción de minerales de blenda y al parecer algo de plata y plomo.

La subida nos lleva ahora hasta la Fuente Maja Baera, donde podemos reponer las cantimploras y afrontar el tramo que nos conduce, tras una verde pradera, al refugio de Los Malacatones, amplio, con tejado nuevo, chimenea y en muy buenas condiciones. Seguimos vadeando el río y dejándolo a la izquierda, en un sendero entre piornos que nos acerca a la laguna.

Finalmente nos encontramos en el circo glaciar, con la laguna presidida por los picos Juraco (2383 m.) El Cerrojillo (2354 m.) y el Risco de la Ventana (2.189 m.).

Para la vuelta hay que desandar lo andado, teniendo en cuenta las horas de luz, el tiempo invertido en la subida y disfrutando de una de las rutas más completa y bonitas de la Sierra de Gredos.

Identificación: PR-AV-40

Longitud recorrido: 11 Km (ida)

Desnivel: 813 m.

Tiempo aproximado: 4 horas y media.

Dificultad: Media-Alta

Laguna de los Caballeros: 2.025 m.

Un paseo por la ruta de los Caballeros en la Sierra de Gredos