La Diputación arreglará la carretera que une Cilleros con la EX--205

Así lo anunció ayer el vicepresidente de la Diputación, Saturnino López Marroyo quien afirmó que las obras en la carretera CCV 3.2 comenzarán en octubre y estarán finalizadas en diciembre

Saturnino López Marroyo, diputado de Infraestructuras
Saturnino López Marroyo, diputado de Infraestructuras

Antes de que finalice el mes de diciembre, antes de que comience el nuevo año, la Diputación Provincial de Cáceres habrá arreglado los escasos seis kilómetros que separan la localidad con el cruce de la EX--205. Esta vía es muy utilizada por los vecinos de la zona occidental de la Sierra en sus desplazamientos a Coria o Moraleja. 

El inicio de las obras en la CCV 3.2 está previsto para el próximo mes de octubre. 

El anunció fue efectuado ayer por el vicepresidente segundo, responsable del área de Infraestructura y Cooperación Municipal y portavoz de la Diputación Provincial de Cáceres, el cillerano Saturnino López Marroyo. 

El anuncio tuvo lugar durante la presentación del Plan de Carreteras del organismo para este año. 

Según informó el organismo provincial durante la rueda de prensa,   en este Plan integral de carreteras “la Diputación de Cáceres está invirtiendo a lo largo de esta anualidad 2013 más de seis millones de euros en la adecuación y mejora de la red viaria provincial”. En estos momentos “se están acometiendo más de una quincena de actuaciones en las áreas de Coria, Plasencia, Cáceres y Villuercas-Ibores-Jara, las cuatro zonas en las que quedó dividida la provincia cuando se diseñó el plan de carreteras, sobre las vías en las que no se había invertido aún y que lógicamente se encuentran en peor estado”.