miércoles. 19.06.2024

“A luchar con lo desconocido protegiendo al débil del mal”. Esta es una de las frases que recoge en sus estrofas el himno de la Unidad Militar de Emergencias, cuyo primer batallón estuvo la pasada semana en Sierra de Gata trabajando con los equipos serranos y extremeños de extinción de incendios. En las tareas de extinción, Alberto Guisado perdió la vida en un accidente de tráfico --cuyas causas están aún por esclarecer-- y tres de sus compañeros resultaron heridos de diversa consideración. ¿Quién protege a quien nos protege, a quien lucha por defender una tierra desconocida, a quien arriesga su vida por combatir el mal? En esta ocasión, nadie, y por eso Alberto Guisado, un joven militar deportista, amante de los coches, las motos y su familia, deja ahora viuda e hijo en Villasequilla, localidad toledana donde residía y que en septiembre le nombrará Hijo Predilecto.

Su temprana muerte en el cumplimiento de sus funciones le ha hecho valedor de la Cruz del Mérito Militar y al Mérito Civil a título póstumo.

Esta tarde, a las seis, en la iglesia de San Pedro, Gata celebrará un funeral en memoria del militar fallecido. A la misa está prevista la asistencia del consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla Moreno, acompañado por el Director General de Administración Local, Justicia e Interior, Saturnino Corchero. Junto a las autoridades regionales, se espera la asistencia de numerosos alcaldes serranos, profesionales del INFOEX y vecinos anónimos que quieren de esta forma agradecer a la UME sus esfuerzos por proteger nuestra tierra y decir el último adiós a Alberto Guisado Manjano, cabo primero del Primer Batallón de la Unidad Militar de Emergencias del Ejercito.

Alberto Guisado y la Sierra de Gata han entrelazado tristemente sus nombres para los anales de la historia. Él ha sido el primer miembro de la UME que fallece en el cumplimiento de su deber y nuestra sierra el lugar luctuoso donde sucedieron los fatídicos acontecimientos. Descanse en paz

UME

La Unidad Militar de Emergencias (UME) es un cuerpo integrante de las Fuerzas Armadas Españolas creado por acuerdo del Consejo de Ministros el 7 de octubre de 2005. Posteriormente, mediante el Real Decreto 416/2006, de 11 de abril, se establece su organización y despliegue y se implanta como una fuerza militar conjunta de carácter permanente dentro de las Fuerzas Armadas, con la finalidad de intervenir de forma rápida en cualquier lugar del territorio nacional español en casos de catástrofe, grave riesgo u otras necesidades públicas. Los militares que forman la UME disponen de una preparación específica que radica principalmente en una formación sanitaria de emergencia; también son instruidos para la actuación frente a incendios forestales, inundaciones, grandes nevadas, derrumbes, riesgos tecnológicos, etc. Con la excepción de los bomberos-rescatadores de París y Marsella (la Brigade des Sapeurs-Pompiers de Paris y el Bataillon des Marins Pompiers de Marseille), que también son militares, es un cuerpo que no tiene equivalente en las fuerzas armadas de otros países desarrollados, pues en ningún otro país se considera que las funciones de la UME tengan que ser realizadas por personal sometido a la jerarquía y disciplina militar.

En noviembre de 2011, la UME superó el proceso de certificación de un equipo de búsqueda y rescate urbano (USAR) ante los evaluadores internacionales de Naciones Unidas, lo que le capacita para poder integrarse en la estructura y normas del Grupo Internacional de Asesoramiento de Búsqueda y Rescate (INSARAG) de Naciones Unidas y poder actuar en el menor tiempo posible allá donde sea requerido.

Gata celebra un funeral en memoria del Cabo Primero de la UME fallecido en la sierra