DECLARACIONES DEL JEFE DE SERVICIO DEL PLAN INFOEX

El incendio “está controlado” pero no “extinguido”, según Gómez Roldán

De hecho es raro el día que tanto los medios terrestres como aéreos disponibles por el INFOEX en la Sierra no tengan que hacer salidas para sofocar reproducciones menores dentro del área afectada o próximas a su perímetro

El piloto de la base de Hoyos saluda a las autoridades a su llegada
El piloto de la base de Hoyos saluda a las autoridades a su llegada

¿Hay incendio en Hoyos? ¡He oído a los helicópteros! ¿Es en Perales? ¿Acebo? Preguntas y exclamaciones como estas saltan de teléfono en teléfono y de muro en muro de las redes sociales en la Sierra. Desde que el pasado 6 de agosto se declarara el incendio en el paraje acebano de La Osa hasta hoy, raro es el día que no se aviva un pequeño foco en uno u otro paraje del Valle de la Ribera de Acebo y sus aledaños. 

Y es que el incendio de este verano que ha afectado a ocho localidades y quemado cerca de 8.000 hectáreas está “controlado” pero “no extinguido”, según declaro Juan Carlos Gómez Roldán, jefe de Servicio del Prevención y Extinción de Incendios Forestales, INFOEX, en Hoyos. El Mando Único acompañaba en su visita al consejero de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Santos Jorna.

El consejero quiso agradecer a los trabajadores del Plan Infoex en la Sierra “su magnífico trabajo”, y la labor desempeñada este verano, que ha logrado que “el incendio no fuera aún mayor”. Jorna conoció personalmente al primer retén que atendió el foco inicial junto a las piscinas de Jevero. Así pudo saber la versión de quién se encontraba en la que ahora se conoce como Zona Cero. El segundo incendio no fue una reproducción; se trató de un segundo foco. Los dos retenes que se encontraban en la zona nunca dejaron de trabajar. El Seprona aún investiga si la naturaleza se entretuvo en jugar con el fuego o quien jugó con el fuego fue la mano del hombre. Tanto el presidente regional, como el propio consejero, los alcaldes serranos y sus vecinos tienen claro  que la naturaleza no juega con fuego. Lo que no está tan claro es si algún día se llegará a apresar a su responsable porque los incendios forestales son uno de los crímenes más difíciles de resolver por la propia naturaleza del delito. 

Los bomberos forestales mostraron su malestar por no sentirse comprendidos por la comunidad en la que desempeñan su labor, es decir, por muchos de sus propios vecinos. 

“Nadie piensa en quién prendió la llama, todos nos miran a nosotros como si fuéramos los responsables del incendio”, se quejaba más de uno.  

Santo Jorna se comprometió a trabajar en este sentido para “mejorar la comunicación y poner en valor el trabajo” de los equipos iNFOEX, de quienes dijo “son fundamentales para la conservación” de la región. El consejero insistió en que desde la Junta se trabajará para “mejorar la visión que la población tiene de los retenes”. 

En este sentido, Gómez Roldán recordó los momentos dramáticos que se vivieron en la noche del día 6 de agosto: “Aquella primera noche -recordó el Jefe de Servicio del Infoex,  la virulencia del incendio era extrema y había que ver el interés que los trabajadores pusieron en atajarlo, en que no se propagara más”.  En aquellas horas “las situaciones más difíciles se produjeron no solo en el incendio sino cuando éste se acercaba a las casas, a las instalaciones y a los núcleos de población”. Los bomberos forestales “se han jugado la vida han conseguido el mayor éxito: que no haya ninguna víctima y ni tan siquiera un accidente grave”. Estos logros “hay que reconocérselo y si alguien no lo hace, es lógico que no les siente bien y es natural su enfado, yo lo entiendo” porque “han asumido un riesgo enorme”, declaró el jefe del Mando Único.

El consejero recordó el número de efectivos que estuvieron al mismo tiempo trabajando en la Sierra cuando el incendio tomó su mayor virulencia --trabajando en su extinción 984 personas, 221 vehículos, y 29 dotaciones aéreas--. Jorna y Gómez Roldán coincidieron en que los efectivos lograron lo más importante en la labor de extinción de un incendio con las características del vivido este verano en la Sierra: que no hubiera ninguna víctima moral ni siquiera un accidente de gravedad. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481