domingo. 03.03.2024

La tranquilidad de la noche en Villasbuenas de Gata se vio súbitamente interrumpida a las tres de la madrugada cuando el vehículo de J.G.V. comenzó súbitamente a arder, por causas que aún se desconocen.

La furgoneta, herramienta de trabajo de la familia, se encontraba estacionada a la puerta de la vivienda --situada en la calle El Teso de Arriba-- lo que provocó que las llamas del automóvil saltaran a las puertas y ventana de madera que dan acceso a la casa. “Dentro se encontraban la madre, tres niñas, de 14 y 4 años y un bebé de cuatro meses, y un pariente mayor de ellos”, comenta a www.sierradegatadigital.es una vecina del barrio del Teso. “La familia no podía salir de la casa porque la puerta estaba en llamas y todos temíamos que el fuego y el humo pudiera asfixiar a las pequeñas”, comenta esta vecina angustiada.

La rápida intervención de una veintena de vecinos de la localidad evitaron lo que pudo ser una tragedia de magnitudes. “No nos damos cuenta cuando ponemos en nuestras puertas y ventanas rejas”, comenta otra vecina del barrio, “nos protegen de posibles intrusos pero también nos encierran a nosotros en el interior, conviertiéndonos en prisioneros”. La vivienda siniestrada tiene, efectivamente, rejas en puertas y ventanas lo que impidió que la mujer y su familia pudieran abandonar la casa. “Ha sido un milagro que no le haya sucedido nada más grave a esta familia”, coinciden en declarar dos vecinas que ayudaron en el incendio.

Los vecinos lograron apagar con cubos de agua y mangueras el incendio, que ha dejado sin luz a parte de la calle del Teso, y rescatar a la familia. El tractor con pala del ayuntamiento ha retirado de la vía el vehículo siniestrado y a estas horas continúan las labores de limpieza y retirada de elementos de la fachada y la vía.

La intervención ciudadana evita una desgracia en Villasbuenas de Gata