miércoles. 19.06.2024

La aflicción de un semblante fue todo lo que pude ver durante las cerca de cuatro horas que duró el homenaje que rindió el pueblo de Villanueva de la Sierra al cabo primero de la UME, Alberto Guisado Majano, fallecido en los los incendios forestales que sufrió Gata en el verano de 2012.

Dos años y medio después la tristeza no ha abandonado la mirada oculta de Pilar y la melancolía ha dibujado la sonrisa de Manolo, padres de Alberto, que quisieron venir hasta  Villanueva para participar en el homenaje que allí recibía su hijo. Junto a ellos, los suegros de Alberto, María del Carmen y Albino, representantes del ayuntamiento de Villasequilla, localidad natal de cabo, el pueblo de Villanueva y las más altas personalidades de las instituciones extremeñas.

El sábado fue un día grande en la pequeña localidad serrana. En una de sus plazas se dieron cita la vicepresidenta del Gobierno regional, Cristina Teniente, la vicepresidenta de la Asamblea, Consuelo Rodríguez Píris, el presidente de la Diputación y su vicepresidente segundo, Laureano León y Saturnino López Marroyo, respectivamente, el consejero de Administraciones Públicas, Saturnino Corchero, y el director general de Medio Ambiente, Enrique Julián Fuentes. Junto a ellos, el anfitrión de la cita, Daniel Pérez, alcalde de Villanueva, una representación del ayuntamiento de Villasequilla y numerosos alcaldes de distintas poblaciones serranas que quisieron acompañar a la familia de Alberto y participar con su presencia en este homenaje.

Tras la misa extremeña cantada por un grupo de mujeres ataviadas con el traje regional, llegó el momento de descubrir la placa en el centro cultural del Pósito situado precisamente en la Plazuela de la Fiesta del Árbol, que este martes de carnaval celebra su 210 edición. “Tu voz fue callada con tu muerte pero el corazón de este pueblo te seguirá hablando”, recuerdan ya  para la eternidad las paredes del Pósito. Pilar Majano hizo entrega de una fotografía de su hijo Alberto que colgará junto a esta placa. “Villanueva --declaró su alcalde-- tiene hoy un hijo más”.

David Pérez, alcalde villanovense declaró en su intervención que “esta fiesta no necesita líderes porque pertenece al pueblo de Villanueva”. Aprovechó su intervención también para reclamar dinero de la dirección general del Medio Natural, --cuyo titular se encontraba entre los presentes-- y del Gobierno regional, impulso para que el Día del Árbol “sea declarado Fiesta de Interés Turístico Regional”. Según Pérez “El Gobierno de Extremadura está muy lejos de la Fiesta del Árbol”. Así, en su opinión, debe “ponerse fin a la discriminación que sufre la Fiesta y debe ser incluida en los spots publicitarios del Gobierno”.

Laureano León, presidente de la Diputación de Cáceres, declaró que la Fiesta del Árbol “será lo que quieran sus vecinos que sea porque es su Fiesta”. “Desde la Administración podemos ayudarla y acompañarla pero su futuro depende de los villanovenses”. El presidente añadió que “los proyectos se consolidan fundamentalmente gracias a la participación colectiva de sus pueblos”. Para él, sin embargo, lo más importante de esta 210 edición es “el homenaje rendido a Alberto Guisado Majano que murió “por preservatr nuestro entorno”.

Consuelo Rodríguez Píris, vicepresidenta de la Asamblea regional, declaró que “nuestro futuro debe ser guiado por personas como Alberto Guisado, cuya lucha y entrega constituye un ejemplo para la juventud”.

La vicepresidenta del Gobierno, Cristina Teniente, garantizó el apoyo del Gobierno regional a la Fiesta del Árbol pero insistió que “son los propios vecinos de Villanueva los que deben proteger su fiesta y defenderla”. En clara alusión a la polémica surgida entre el ayuntamiento de la localidad y la mancomunidad de municipios, Teniente declaró que “el Gobierno apoya la Fiesta pero debe contar también con el apoyo de toda la comarca y no hacer un uso partidista de ella”. insistió en que “no se utilice como arma política la fiesta del árbol”. Esta fecha. añadió, “debe unirnos a todos y no separarnos”.

Cristina Teniente tuvo unas sentidas palabras para el cabo primero del que dijjo, en alusión a la placa que ahora luce en las paredes del Pósito “tu voz ya no se escuchará más pero el viento que mueve los árboles que salvaste y el agua que los riega te recordarán para siempre”. Un cerrado aplauso en recuero del cabo primero puso fin a las declaraciones institucionales..

La vicepresidenta departió con todas las vecinas y vecinos allí congregados y les contó que “mis abuelos y mi madre son de Villanueva de la Sierra y ella siempre me ha hablado de los recuerdos que guarda de la Fiesta del Árbol en su niñez”.

Tras las intervenciones, familiares, vecinos  representantes políticos se desplazaron hasta el patio del colegio de primaria para plantar un árbol en recuerdo del finado.

En este lugar de juegos y risas, de recuerdos de infancia, de comba y balón contemplan crecer a los niños la memoria de dos personas que dieron su vida en el campo de batalla. Una escultura en bronce --cuyo autor se dice fue Benlliure-- “a la memoria del hijo amado”, fallecido en la Guerra contra los franceses. En su recuerdo su padre Ambrosio Rubio Rubio. Desde el 14 de febrero de 2015 una placa más y un roble dormido que espera la llegada de la primavera para continuar recordando a Alberto Guisado quien también dio su vida en un campo de batalla, esta vez no para luchar contra los franceses sino para salvar nuestros bosques de  la voracidad de las llamas.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481

Las lágrimas de Pilar