sábado. 24.02.2024

Margarita González-- Jubete, Marga para todos, llegó a Izquierda Unida hace ahora seis años remangada y con ganas de trabajar. Habían sido las elecciones de 2007 y Miguel --su novio desde hace 35 años y padre de sus tres hijos-- la convenció para marchar el fin de semana a Oporto, aunque aquel domingo fueran las elecciones. Por dos votos ¿qué más da?. Aquella tarde electoral en el extranjero leyeron que Izquierda Unida había perdido los escaños en la Asamblea, había desaparecido del parlamento regional.

Y así regresó Marga a Cáceres, buscando la sede de la coalición, decidida y dispuesta a hacer por ella misma lo que siempre esperamos que hagan por nosotros los demás. El domingo pasado, Marga presentó formalmente el nacimiento de La Mayoría, una corriente interna de Izquierda Unida. No está sola. Con ella están, y ella con ellos, los ocho miembros que abandonaron la presidencia de Pedro Escobar el pasado mes de noviembre y más de un centenar de afiliados. En octubre Marga encabezará la candidatura de La Mayoría para ocupar el puesto de coordinadora regional de Izquierda Unida.

Margarita González--Jubete es hija de doña Carmen Navarro, para todos Mimí, desdendiente de una clásica y conocida familia soyana, y de don Jesús González--Jubete, celebérrimo juez palentino respetado y querido por todos por su ecuanimidad y bonhomía. Cuentan de don Jesús que el día que se jubiló, se afilió al partido comunista. Teresa Rejas, --la única mujer, además del PCE, que ha presidido la Asamblea de Extremadura en su historia-- entregó personalmente el carnet al juez. A don Jesús los maleantes no le robaban el coche quizá porque el juez iba a visitarles para ver cómo se encontraban, mientras estaban en la cárcel cumpliendo la condena que él había dictado. Para él, “la dignidad es el mayor tesoro de la persona, que no desaparece aún en el momento de cometer el delito” y así trataba don Jesús a los delincuentes, con el respeto que la dignidad se merece. La candidata cita al juez cuando dice “la bondad es la máxima de la inteligencia porque hay que ser muy inteligente para encontrar el lado bueno y positivo de las cosas. Y mi padre era un hombre bueno”. Ella cómo él también es positiva, hedonista, le gusta disfrutar, porque como ella misma dice citando a Cioran “la vida cuando no es sufrimiento es juego”. “El juego del niño que no admite trampas y respeta las consecuencias”, señala.

Quizá porque la preceden cuatro generaciones de jueces en su árbol genealógico, la candidata de La Mayoría, cree necesario espolear las leyes para que se adapten a la realidad y no a la inversa. Insiste vehementemente en la igualdad, en el trabajo necesario de todos y en el equipo, “en la ciudad nadie te conoce pero en los pueblos nos conocemos y tratamos todos y sabemos que el listo y el guapo, el rico y el pobre, todos tenemos mocos”.

Detesta todo lo que tiene que ver con el concepto de líder. No entiende el liderazago, el aborregamiento “siempre he tenido problemas para recordar la cadena de mando, el escalafón en el ejército ¿quién manda más el sargento o el teniente?”, dice riendo. Sobre el futuro como coordinadora regional --o no-- del partido, a Margarita González--Jubete no le importa tanto la victoria de su propuesta como el hecho de que se debatan los planteamientos. “La parálisis por el análisis me pone de los nervios”.

De momento con la creación de La Mayoría, la nueva corriente ya ha logrado que el debate salte a los medios.

En opinión de la nueva candidata,  Izquierda Unida “estaba en crisis en 2008 y está en crisis ahora” declara convencida. Tras el éxito de las últimas elecciones en las que IU ha vuelto a ayuntamientos --Marga es concejala en el ayuntamiento de Cáceres-- y a la Asamblea, la formación pasa por una crisis de identidad. La abstención de los tres diputados en la asamblea facilitó la llegada a la presidencia de José Antonio Monago. Todos apoyaron la abstención pero ahora La Mayoría rechaza cómo se está gestionando esta abstención. Cuando Marga explica las ideas programáticas de la nueva corriente, estas coinciden, efectivamente, como los planteamientos de la mayoría, por lo menos la mayoría de izquierdas. Un ejemplo: a La Mayoría como a la mayoría les parece una aberración que se paguen pensiones de 14 millones de euros a los directivos de la banca y se ejecute un desahucio por 15.000 euros. Que se recorten 10.000 millones en Educación y Sanidad y se den 27.000 a rescatar un solo banco.

Marga González --Jubete, estuvo de acuerdo, aunque defendió lo contrario, con la abstención en la investidura de José Antonio Monago como presidente. Pero así como acató la decisión de las bases y apoyó hasta el final esta abstención, --sobre todo por el hartazgo de 28 años de gobierno socialista--, no acata, no comparte la gestión que se está haciendo de ella. Marga y los miembros de La Mayoría sostienen que no hay que facilitar la gobernabilidad sino hacer oposición, tratar de materializar su propio programa, negociando con unos y con otros, con quien haga falta.

Quizá porque su padre, el respetado juez, sostenía que “los mayores pecados son los que se comenten por omisión, cobardía o pereza”, su hija Marga , esta mujer, alegre, activa, muy comunicativa y con una gran capacidad de empatía confiesa que no quiere “pecar de omisión, si acaso por exceso”.

Margarita González--Jubete siente la sierra como parte de ella, “soy sierra”, declara. Se entusiasma con esas horas del día en las que no existen los colores definidos, cuando la sierra “ parece obra de Monet”. Para ella “la sierra es un todo, un paisaje y su paisanaje y así como la montaña aquí es suave también lo son sus gentes, tranquilas, quizá introvertidas, pero amables”.

Por las calles de Hoyos ha corrido de niña cuando la escolarizaban con sus hermanos en la escuela por los traslados familiares. Allí fue alumna de doña Asunción y doña Angelines y compartió pupitre con todas sus vecinas. Ahora cada fin de semana regresa a la antigua casa familiar, a “su refugio”, “su tierra” a desconectar en el antiguo gallinero de la vivienda hoy convertido en jardín de umbría y recodos escondidos entre muros de piedra seca. La candidata se mece a la sombra de guayabas y palmeras, adelfas y bambúes entre olivares de la sierra.

El lunes sierradegatadigital publicará la entrevista con Margarita González--Jubete, hija de Mimi y Don Jesús, que ha hecho moverse a Izquierda Unida y presenta candidatura para ocupar el puesto de coordinadora regional.

Margarita González--Jubete 'La parálisis por el análisis me pone de los nervios"