jueves. 30.05.2024

Cien años no es nada

Doña Inés Chorro cumplió el sábado su primer siglo de vida rodeada de su familia, vecinas y todos los compañeros de La Casa Blanca. La residencia de Perales se llenó de dulces, regalos y música para celebrár con Doña Inés un día tan especial. Álbum del cumpleaños en nuestra página de Facebook, Sierra de Gata Digital

Doña Inés cumple 100 años
Doña Inés cumple 100 años

Pocos son los que llegan a soplar cien velas en una sola tarta y menos son aún los que pueden soplar cien velas con la mente lúcida y la salud apropiada. Doña Inés Chorro cumplió cien años el pasado sábado, día 20 de abril y bien puede decir que nuestra longeva vecina ha llegado a cumplir un siglo con una mente no solo lúcida sino analítica.  Para ella, en este día tan especial, instituciones, amigos, vecinos, familiares y compañeros quisieron rendirle un homenaje.

José Luis Perales, alcalde de la localidad, entregó a Doña Inés una placa conmemorativa, varias de sus compañeras recitaron para ella unos sentidos poemas y los alumnos del colegio "Virgen de la Vega" también quisieron tener un bonito detalle. Álvaro Sánchez y Joana Gómes, de quinto, y Raúl Franco, alumnos de cuarto curso, le entregaron un mural realizado por ellos para celebra su centenario y recitaron unos poemas que Doña  Inés agradeció mucho. Felipe llenó de música la sala con su acordeón y comenzó la merienda en la sala preparada y decorada como la ocasión lo merecía. Los actos religiosos  tuvieron lugar al aire libre, bajo un cálido sol, en los jardines de la residencia. 

Doña Inés recibió numerosos regalos entre los que se encontraba un hermoso centro de flores de sus compañeros y amigos de la residencia que la homenajeada recibió agradecida. 

Doña Inés Chorro nació en Perales del Puerto en 1913. A los tres años, marchó por motivo de traslados laborales en la familia, a vivir a Aragón donde permaneció hasta que finalizó la Guerra Civil. A su regreso a Perales, conoció a su primo segundo, Julián con quien tuvo a su única hija, María Luisa.

Para María Luisa, visiblemente emocionada durante el homenaje que vivió su madre, Doña Inés “es una mujer de gran carácter y una gran trabajadora, siempre en el campo, ayudando a mi padre y en casa, al cargo de todo”. Su única hija, le ha dado a Doña Inés la alegría de cuatro nietos que, ampliando la familia, le han dado cuatro biznietos, Jorge, Samuel, Alexandre y Minerva. 

“¿Qué deseo pedir con cien años?”, se preguntaba retórica Doña Inés. “A veces pides salud y aparecen problemas económicos, cuando deseas que se solucionen, surge otra dificultad que deseas solucionar”, comenta con voz baja mientras alrededor todo es algarabía. Y es que aunque solo sea como producto de una suma, cien deseos son muchos deseos. 

Cien años no es nada