jueves. 30.05.2024

El Crisol de Gata, centro de terapias alternativas, ha organizado unas jornadas de puertas abiertas sobre Biodanza, que se celebrarán el jueves, día 12 de septiembre, de ocho de la tarde a diez de la noche. La jornada ha sido organizada por el Instituto Internacional de Biodanza y está dirigida por Pilar Mentuy, profesora en este tipo de terapia que, siguiendo el Sistema de Javier de la Sen, combina música y movimiento para rescatar a la criatura que fuimos.

Según define el Instituto Internacional de Biodanza, esta técnica  “es un sistema de integración humana, que restablece la vinculación entre las personas y la Naturaleza, autorregula y renueva el organismo, hace consciente lo inconsciente para sanar nuestro niño interior, armoniza los instintos, las emociones y los sentimientos con el estilo de vida, para conservar la vitalidad y evolucionar a través de la integración de los potenciales genéticos, del encuentro con uno mismo y con los demás, mediante el movimiento, la música, el canto y consignas precisas, adaptadas al nivel y tipología de cada grupo y desarrolla seis grandes líneas de vivencia:Vitalidad, Creatividad, Afectividad, Sexualidad, Trascendencia y Conciencia, que nos permiten conectar con nuestra identidad”.

La finalidad de estas jornadas es doble. Por un lado, pretende mostrar al público en general los beneficios de esta técnica y, por otro, “pretende también dar información sobre el curso de Formación de Monitores en Biodanza”, apunta Pilar Mentuy.

La Biodanza es beneficiosa para quien la practica por sí misma pero, además, es una técnica que sirve como elemento complementario para otros profesionales de la salud, como psicólogos o terapeutas y también para educadores y dinamizadores.

El curso de Formadores, que será impartido en Cáceres, tendrá una duración de cuatro fines de semana y dará comienzo el día 28 de septiembre.

“La música y el movimiento mejora muchos aspectos de la personalidad, por ejemplo ocurre con el desbloqueo de la pelvis, cuyo bloqueo impide la creatividad”, comenta a este diario Pilar Mentuy.  “Se trata --continúa-- de hacer consciente lo inconsciente ya que a través del movimiento se logra un desarrollo muy profundo de la persona”. Con la biodanza, según su profesora, se trata de “reconectar con el sentido más profundo de vivir”.

Pilar Mentuy, además de ser experta en Biodanza, ha dirigido durante el último año El Crisol de Gata. En su opinión “ha sido una experiencia muy bonita aunque echo de menos no haber atraído hasta él a más gente del pueblo”. Mentuy regresa ahora a Andalucía pero su  “intención es regresar a la Sierra para seguir dando biodanza en grupo”.

Las personas interesadas en participar en estas jornadas de puertas abiertas, por favor, confirmen su asistencia en el teléfono o en el mail de la profesora que imparte las jornadas.

 Teléfono 606668863;  e-mail [email protected]

El Crisol de Gata se encuentra en la calle Marialba, número 6 de Hoyos.

El Crisol de Gata organiza unas jornadas de puertas abiertas sobre Biodanza el día 12