lunes. 17.06.2024

Los datos de carácter personal dan poder a quien los posee

La Ley de Protección de Datos tiene por objeto garantizar y proteger, en lo que concierne al tratamiento de los datos personales, las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas físicas, y especialmente de su honor e intimidad personal y familiar.  El 28 de enero se celebra el Día de Protección de Datos en Europa

La Protección de Datos toma más  relevancia por momentos..   en un día marcado por escándalos  de espionaje, el más sonado el del ex técnico de la agencia de seguridad nacional de estados unidos que sacó a la luz una serie  de documentos que revelaron el masivo espionaje de EEUU tanto a ciudadanos, como a dirigentes políticos a nivel internacional. Como consecuencia de este suceso se ha puesto de manifiesto la desprotección que sufren nuestros datos personales ante prácticas de espionaje como las acontecidas y debido a ello  existe una mayor conciencia social de la necesidad de proteger nuestra privacidad.

La normativa actual se ha quedado obsoleta y se hace imprescindible un nuevo reglamento que aúne las regulaciones en materia de protección de datos de todos los países miembros de la UE. Una  reglamentación nueva y revisada ya que la protección de  los datos personales se ha convertido en un "desafío mundial" que requiere una actuación global.

Objetivos

- Adaptar la protección de datos a las nuevas demandas del mundo digital,

- Aplicar normas y derechos fundamentales de manera uniforme en  todos los ámbitos de las actividades de la unión.

- Facilitar en  los servicios On line la protección de datos respecto al derecho a la rectificación, al olvido y a la supresión, derecho a la portabilidad de datos y de oposición, en redes sociales, páginas de compras por Internet, servicios bancarios online, registros universitarios, hospitalarios, bases de datos de clientes de las empresas, etc.).

La finalidad primordial debe ser la de  elevar la protección de los datos personales de los ciudadanos europeos, potenciar el derecho de supresión (que sustituye al derecho al olvido),  por el que cualquier persona podría solicitar que se borren sus datos si;

*  no se cumplen las normas de la UE.

*  los datos ya no son necesarios

* la persona retira o no da su consentimiento al almacenamiento de esa información.

La invocación de este derecho quedará limitada cuando los datos en cuestión hayan sido recabados con fines estadísticos, para la investigación histórica o científica, por motivos de salud pública o para ejercer la libertad de expresión.

Especial protección tienen aquellos  datos que  revelen creencias filosóficas, orientación o identidad sexual, sanciones administrativas, fallos judiciales y presuntos delitos, que no son susceptibles de ser tratados.

Consentimiento explícito y lenguaje claro

Prácticas como la de mantener marcada la casilla de “aceptar” en las políticas de privacidad (consentimiento tácito) deberían ser sustituidas por una  “manifestación libre, específica e informada de la voluntad del interesado, ya sea mediante una declaración o una clara acción afirmativa”.

Las nuevas normas fijarán límites a la elaboración de estos perfiles mediante el proceso automático de los datos para analizar o prever el comportamiento de una persona, su situación económica, salud, preferencias, fiabilidad, trabajo, su situación por geolocalización, salud o preferencias.

La mayoría de las empresas que operan en Internet no  tienen la intención de engañar, pero desean saber más de nosotros para poder vendernos  mejor sus productos. Para ello muchas  páginas instalan en el ordenador pequeños programas llamados “cookies” que nos siguen por donde vamos navegando, e intercambian información entre el navegador y un servidor para analizar y personalizar las preferencias del usuario.

Es sumamente importante ser cuidadosos con nuestros datos personales ya que este tipo de perfiles se utilizan,  no sólo para el envío masivo de publicidad,  sino también para evaluar si una persona está en condiciones de devolver un crédito, por ejemplo.

Las empresas Online deben indicar en su  política de privacidad si tienen intención de vender los datos o no o compartirlos con empresas filiales y como consumidores debemos tener la posibilidad denegarnos a que se trafique con nuestros datos.

Una forma de solventar este asunto es tener una dirección distinta para uso privado.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481

Los datos de carácter personal dan poder a quien los posee