lunes. 27.05.2024

La Mancomunidad serrana reabre la Oficina Mancomunada de Información Consumidor (OMIC) para atender a la población de las 20 localidades que forman el organismo. Este servicio, que atendía a las 20 localidades serranas, fue cerrado en diciembre de 2011 y su reapertura era muy demandada por los vecinos de la comarca.

En palabras de Alfonso Beltrán, presidente del organismo supramunicipal, “la defensa de los intereses de los consumidores serranos es clave para lograr el equilibrio en las relaciones ciudadano/empresa”. “Por este motivo, hemos realizado un importante esfuerzo presupuestario con el fin de garantizar la protección de nuestros ciudadanos frente a posible abusos”. Para garantizar su continuidad y para evitar cierres como el que se produjo el pasado año “la mancomunidad está valorando establecer una tasa por consulta de la que estarían exentos, naturalmente, los pensionistas y las personas desempleadas”.

Entre las funciones que desempeñará la técnico especialista en consumo destaca la atención de reclamaciones, quejas y denuncias de los vecinos frente a los desacuerdos que pudieran surgir en su relación con la empresas de servicios y productos de uso y consumo generalizado. Entre estos se encuentran los contratos de suministros domésticos (agua, luz y gas), la telefonía, los seguros y productos bancarios. La información y la formación serán otros de los cometidos de la Oficina así como la impartición de charlas en los distintos pueblos serranos y talleres con la comunidad educativa.

Los vecinos de la mancomunidad integral de Sierra de Gata han contado con los servicios de la OMIC en los últimos diez años, salvo el parón del 2012 en el que la oficina tuvo que ser cerrada por falta de financiación autonómica.

Ante las continuas demandas vecinales, la Mancomunidad ha realizado una fuerte apuesta por la defensa de sus ciudadanos en tanto que consumidores. “El 15 de marzo es el Día Mundial de los Derechos del Consumidor y su defensa corresponde a las administraciones, con la colaboración irremplazable de las asociaciones”.

En el último año de funcionamiento, la OMIC serrana atendió más de 200 expedientes y, al menos, 600 consultas. En términos económicos estos expedientes supusieron un montante aproximado de 20.000 euros. Las causas más habituales por las que presentan reclamación los consumidores serranos son: telefonía –móvil y fija--, servicios de internet, suministro eléctrico y productos bancarios. En este sentido, la insatisfacción de los serranos coincide con las estadísticas generales tanto de Extremadura como del resto del país.

La Sierra vuelve a tener Oficina de Información al Consumidor