domingo. 19.05.2024

Como suele ser habitual –lo ocurrido el pasado mes de abril, cuando la luz bajó un 6,6%, es una anécdota en el último lustro-, la subasta CESUR celebrada el 24 de septiembre, ha supuesto un incremento del 7,6% en el precio de la electricidad para el último trimestre del año, lo que supondrá un encarecimiento en el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor, que es como se llama ahora la Tarifa de Último Recurso, de un 3,1% a partir del próximo 1 de octubre.

Esta subida, que llega pocos días antes de que el Consejo de Ministros apruebe la reforma del sector eléctrico, se ha amortiguado ligeramente al manifestar el Gobierno su intención de congelar los peajes, aunque estos fueron incrementados en un 8% el pasado agosto, lo que supuso un subida extraordinaria del 1,2% para los consumidores.

En lo que va de año, la tarifa se ha incrementado un 3% en enero, bajado en un 6,6% en abril, y vuelto a aumentar un 1,2% en julio, además de la referida subida extraordinaria de agosto. Estas continuas subidas, no hacen sino desequilibrar las ya mal trechas economías domésticas.

Lo cierto es que en los últimos tiempos los consumidores  vemos cómo la luz sigue subiendo desorbitadamente escudándose en términos como peajes, déficit de tarifa, subastas, etc., lo que ha convertido a España en uno de las países europeos con la energía eléctrica más cara.

Ante esta subida, la tercera consecutiva en sólo cuatro meses, al consumidor no le queda otro remedio que gastar menos, para seguir pagando lo mismo, según apuntan desde la Unión de Consumidores de Extremadura en nota de prensa.

La luz volverá a subir más del 3% a partir del 1 de octubre