Julián Puerto Rodríguez
Trabajador Sociocultural
Julián Puerto Rodríguez
Opinión

La otoñá

Reivindiquemos una Moraleja serragatina y la unión de mancomunidades hermanas, que la unidad hace la fuerza y la soledad desgana. Unámonos en el espíritu quijotesco de la transición política, aquel que venció gigantes y atacó molinos

Opinión

Un obispo acebano en la diócesis cauriense

El calor asfixiante de estos meses de julio y agosto, seguro culpable del azote que entristeció los pueblos serragatinos de Alba, me ha recordado con perseverante insistencia la obligación, voluntariamente adquirida, de satisfacer la curiosidad de algunos asiduos lectores por un noble personaje que da nombre a una de las calles del pueblo de Acebo

Opinión

Moraleja es serragatina

No se habla de otra cosa por las calles de los pueblos desalojados, más que de la solidaridad en la acogida de la Villa de Moraleja, nuestra ciudad de Moraleja del Peral. Todo el mundo volvió impresionado por la atención prestada que, siendo improvisada, pareció que estaba, velei, de siempre, habiendo sido mil veces ensayada

Opinión

Reformular la política

El pueblo griego, en nombre de todos los pueblos que componen la Unión Europea, está en disposición de gritarle a la política económica del mercadeo: ¡Basta ya!. Lo contrario será seguir escondiendo la cabeza bajo tierra, dejando el trasero fuera

Opinión

Recreos inteligentes

No está nada mal que, de cuando en cuando, nos despierte en la Sierra un autor serragatino con la publicación de un nuevo libro. Ahora que las ediciones en papel parecen retroceder ante el empuje de los libros electrónicos, suponen un gran consuelo las noticias sobre las publicaciones y el ascenso de la venta de libros impresos