jueves. 22.02.2024

Valoraciones Constructivas del Proceso de Participación Ciudadana

Como Presidente de ADISGATA quiero expresar las siguientes aclaraciones en relación con dicho artículo:

PRIMERO: El Sr. Eizaguirre se muestra “estupefacto” por que en el nº 3 de la publicación Sierra Viva (Noviembre/Diciembre 2013) y en este mismo medio se publicara un artículo titulado “Finaliza con éxito el Programa de Participación Social” que coincidiera su salida el día 7 de noviembre con la fecha de realización de la Jornada de Desarrollo Local Participativo, acción que clausuraba el proceso participación social  llevado a cabo en esta anualidad.

Personalmente no entiendo su estupefacción, pues, el objeto de dicho artículo no era otro que difundir la actuaciones llevadas acabo dentro del proceso de participación social en que el directamente se han involucrado 439 ciudadanos y atraer a dicha jornada de clausura, como colofón de todo el proceso, al mayor número de personas posibles. El objeto de la jornada era propiciar un espacio para participar, compartir, reflexionar y debatir sobre planteamientos de futuro de nuestra comarca. Sin la comunicación generada por ese artículo la asistencia hubiera sido menor y también el número de participantes. Asistieron 63 personas, que aunque a algunos les puedan parecer pocas, es mucho mas que nada por tratarse de una jornada en la que los ciudadanos acuden de los distintos municipios de Sierra de Gata. Si el artículo se hubiera publicado después de celebrada la jornada hubiera perdido todo su poder de convocatoria y desde luego hubiera habido menos asistentes.

SEGUNDO: El Sr. Eizaguirre se muestra así mismo “estupefacto” por el uso de los términos “finaliza” y “con éxito” referidos al Programa de Participación Social que desde ADISGATA hemos llevado a cabo.

Respecto al término “finaliza” no entendemos su estupefacción, y, muy al contrario nos la causa a los responsables de ADISGATA pues ¿Cómo se puede calificar si no como “finalización” la culminación de un proceso de once actuaciones que concluye con la que se cita en el artículo?. Si las matemáticas que nos enseñaron en el colegio son ciertas, con el último número de una serie es con la que esta finaliza.

En lo que se refiere a su sentimiento de estupefacción por el empleo de la palabra “éxito” tampoco compartimos su desencanto: Desde siempre en este grupo de acción local se ha echo un verdadero esfuerzo por propiciar un proceso de participación global, de amplio alcance que involucre a todas las partes de la sociedad, incluidos los propios responsables de ADISGATA que nos hemos sometido a una reflexión de autocrítica y formación para afrontar el futuro desde un espíritu mucho mas participativo. Las once acciones programadas se han llevado a cabo satisfactoriamente y marcan un punto de salida en el proceso participativo que impregnará a partir de ahora las decisiones y líneas de actuación. Del antes al ahora, se está produciendo un cambio. Entendemos que ello es positivo, y, en ese sentido, la palabra “éxito”, referida al proceso, entendemos que es la adecuada. Independientemente del valor que la redactora quisiera darle a la palabra “éxito” para nosotros es un motivo de alegría saber que con la culminación de las jornadas empieza una nueva forma de entender y asumir la participación ciudadana. Pero sin duda sabemos que hay personas que siempre ven el vaso medio vacío y que no por ello también son opiniones a tener en cuenta para mejorar en un futuro.

TERCERO: El Sr. Eizaguirre nos recuerda en su artículo cual es la estructura de financiación y objeto del Programa de Participación y critica el actual estado. Evidentemente en ADISGATA conocemos esos datos pues son nuestro marco legal de trabajo. Éramos conscientes del déficit participativo y, sin necesidad de que nos los ratificara el sociólogo, como personas que vivimos y sentimos la Sierra de Gata, percibíamos ese sentimiento de “resignación”, “pesimismo”, desesperanza”. De ahí que tomáramos muy en serio la realización de estas jornadas como punto de inflexión a partir del cual cobrara un nuevo sentido el trabajo del Grupo de Acción Local. Piense el Sr. Eizaguirre que partimos de la autocrítica y, nosotros mismos hemos pasado por un “reciclaje” de formación y entreno en el proceso de participación que no es fácil, y que para ello hemos contado con la ayuda de profesionales cualificados (Aunque ello también nos haya valido críticas por el empleo de términos sajones que tanto gustan de utilizar). Lo cierto es que hemos reflexionado y aprendido en la medida de nuestras posibilidades a cómo ser una organización más abierta, más capaz de engarzarse en la sociedad y más “capilar” a los anhelos, necesidades, esperanzas y proyectos de los ciudadanos.

CUARTO: El Sr. Eizaguirre pasa del “estupor” a la “indignación” porque considera que el mensaje que transmite el artículo es “acrítico” y “autocomplaciente”. No se si  el Sr.  Eizaguirre es consciente de que está identificando a la periodista autora del artículo y a ADISGATA poniendo en cuestión su independencia y ética profesional.

De la independencia de la Sra. Fontán no nos cabe la menor duda (ni a nosotros ni a nadie que la conozca de verdad) y goza de absoluta libertad en la redacción de los textos como no podría ser de otra manera. La Directora de este medio y Sierra Viva no recibe, ni lo toleraría como profesional que es, ningún tipo de instrucción en la línea editorial. Prueba de ello es la publicación del artículo del Sr. Eizaguirre y otros muchos en los que se critica abiertamente la gestión del Grupo de Acción Local. Quizás la diferencia estribe en que, mientras hay artículos que critican aportando soluciones, el del Sr. Eizaguirre transmite crítica sin solución aparente cuando termina diciendo: “…es evidente que urge cambiar algo…”  pero sin decir “qué” ni “cómo”. Quizás se ha impregnado el también de los calificativos que menciona el sociólogo.

En ADISGATA somos auto-críticos con la forma en que se ha gestionado hasta ahora la participación social. Y si bien, hay espacio para la mejora, un año más hemos organizado estas jornadas para recoger las aportaciones sociales en la toma de decisiones y proyectos. Sólo del último de los actos salieron la semilla de innumerables propuestas que debemos analizar y trabajar junto con los ciudadanos para verlas crecer.

QUINTO: Sin duda ADISGATA y sus miembros somos personas y como tales podemos equivocarnos, pero la grandeza está en reconocer los propios errores, asumirlos y aprender de ellos. La participación ciudadana no solo es muro de Facebook ni una conversación de bar. La participación ciudadana no es crítica destructiva. La participación se construye con ideas, con argumentos, con propuestas serias, con optimismo, con tesón, con trabajo, con equipo, con estudio, con comprensión, con paciencia, con ganas de cambiar las cosas a mejor, con mucha imaginación y con mucha ilusión. Por ello, no quiero terminar mis aclaraciones sin invitar al Sr. Eizaguirre y a todos los ciudadanos de  Sierra de Gata a participar en ADISGATA con ese espíritu. Hagamos todos un poco de auto-crítica y empecemos a cambiar las cosas por un futuro mejor para la Sierra de Gata.

Valoraciones Constructivas del Proceso de Participación Ciudadana