La lengua no es una cosa que se puei condural dun día pa otru comu un bacalau en escabechi, es precisu gastá-la a día a día i vivil en ella, entendel el mundu conos ojus delos antiguus que duranti tantus sigrus huerun conservantis d’esta manera de trasmitil i comunical-si

Quandu eris tan nuevu no s’estila essu de acebil premius, más que ná por sel tres añinus, abati quatru, los que andamus roandu con el OSCEC andiquiera que vamus.

La nuestra associación, de pocus socius, lo que lleva hechu, que no es paja, á síu hazel del nuestru patrimoniu oral la mejol manera d’entendel la nuestra tierra.

Dendi las Comissionis enas que mos entangamus amus precurau lleval el estremeñu, la nuestra lengua, alos coraçonis que maltrataus pola bulra i el aguarreu machacón del acolturamientu se sientin arrutaus i abexinaus ena idea de que no sabin palral.

Defendel una lengua es cosa compricá, más quandu los verdaerus palrantis tuvun que emigral d’Estremaúra o son ya viejinus.

La nuestra associación, sin possibli, peru con muchas ganas de concencial dela riqueza tan grandíssima que tenemus, bregamus por envestigal, estudial i divulgal entre la genti ena su propia lengua, ya descaecía i breá, el patrimoniu tan ricu que tenemus i cómu poemus ponel remediu pala su conservación.

La lengua no es una cosa que se puei condural dun día pa otru comu un bacalau en escabechi, es precisu gastá-la a día a día i vivil en ella, entendel el mundu conos ojus delos antiguus que duranti tantus sigrus huerun conservantis d’esta manera de trasmitil i comunical-si. Por essu, por mé de chalras concenciamus viejus i nuevus paque sean tamién ellus conservantis dela erencia coltural estremeña andiquiera que se hallin.

Desaculal-si d’aquellu que, a mosotrus los estremeñus, mos lleva ala perda comu puebru, queandu-mus desnortaus i desamparaus, más pendientis de moas i ciringoncias que de no desmandal-mus dela verea que abrierun los antiguus con muchu suol i sacrificiu.

 En estus tres añus corríus amus palrau de tó essu en puebrus de toa Estremaúra, dendi la Vera ata Frexenal, dendi Pescueça ata’l Montiju i los Iboris i con musotrus án estau chinatus, serraillanus, montanchegus, garrovillanus, guaxireñus o migaegus, an pie dela estauta del Gravielinu en Cánovas, en ecenarius de conciertus o en salas de teatrus i auditorius. I siempri amus usau en tós essus autus la lengua que mos quearun los nuestrus avuelus, sin fachenda ni requilorius, con cudiu i apopu, dispués de passal muchas oras con ellus aprendiendu-mus palabras, dichus i costumbris ala par que mos contavan la vida arrastrá que llevarun, las alegrías ligeras i los viagis i trebajus.

Con ellus aprendimus el valol dela palabra i delo que Estremaúra es pa ellus, entre cavucheus i maletagis.

Por essu premial-mus polo que nusotrus hazemus, que no es más que concencial los estremeñus delo que tienin i estan dexandu dil, una parti mu grandi le perteneci a tous essus viejus que supun guardal lo que los antiguus le quearun.

Oxalá i los nuevus que vengan tamién acontinin cona caena dispués de varias generacionis de delavonis partíus!

 Muchas gracias en nombri del OSCEC ala Casa Regional de Extremadura en Getafi i contamus con que con estas palabrinas los estremeñus que andais palos Mairilis vos aigais sentíu más cerca dela nuestra tierra, la Ítaca que vos aspera conos braçus abiertus.

Foto.- Premio realizado por el escultor José Martín Calderón i entregado al OSCEC el pasado sábado 29 de noviembre de 2014.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481