miércoles. 19.06.2024

¿Agua de borrajas o despertar de la política serragatina?

Ha pasado mucho tiempo, quizsá demasiado, pero nunca es tarde si la intención es buena.

Es una gran alegría ver que, por fin, los políticos de la Sierra de Gata se han dado cuenta de que el desarrollo serregatino pasa por lo público y que la iniciativa privada que se ha promovido desde los proyectos Leader en modo alguno han sido motor de desarrollo de la Sierra.

De esas iniciativas privadas, en las que se ha invertido enormes cantidades de dinero, la mayoría de ellas han quedado en agua de borrajas (sin ejemplos para no herir sensibilidades y se podrían poner muchos). Pónganse a pensar si cuando comenzaron los proyectos Leader se hubiese hablado al mismo tiempo de "Parque Cultural" y, ambas lineas, se hubiesen desarrollado al mismo tiempo.

Cuando en los años noventa la Agrupación Socialista de Acebo hablaba de que  la Sierra debía declararse Parque Natural o buscar alguna figura que permitiese la protección de la flora y fauna, algunos no entendían qué era ésto.

Años noventa, aún linces, gatos monteses, aguila real...... paseaban imponiendo sus territorios. Aún bosques, paisajes..... eran mucho más impresionantes que los que tenemos ahora. Aún molinos de aceite, harina, chajurdones, corrales de ganado, tenados,  central electrica de La Cervigona tenían todas y cada una de sus piezas intactas.

Cuando posteriormente la Agrupación Socialista de Acebo se opuso de forma radical a los parques eólicos diciendo que eso era caminar en la dirección contraria se les llamo de todo menos bonitos (por cierto habrá que suponer que lo de Parque Cultural será el no definitivo a los parques eólicos o ¿no?).

Ha pasado mucho tiempo y habrá que desandar el camino y recuperar todo lo que se tenía y se ha perdido, pero habrá que recuperarlo sobre el terreno y no, en bonitos pasquines y ferias de turismo en las que se vende humo que no se corresponde con la realidad. Primero terreno y restauración y después, pasquines y ferias de turismo.

Para que no se diga que todo esto es demagogia ahí va la primera idea : todos los municipios de la Sierra deben hacer una catalogación exhaustiva de todo su patrimonio arquitectónico, no solo en los cascos urbanos sino en todo el termino municipal. El más mínimo detalle puede ser cultura y atractivo. Por supuesto también habrá que catalogar los parajes naturales tanto por su valor paisajístico como faunístico.

Cuando este trabajo esté hecho, hay que comenzar a recuperar y poner en valor de forma coordinada. Algunos dirán: “muy bonito ¿pero como ponerlo en valor?”

Pues bien, un ejemplo concreto: muchos habréis oido hablar de La Cervigona de Acebo, un paraje próximo a éste es el guijarro, juntos configuran unas ochocientas hectáreas. Un simple cercado y su posterior repoblación con especies animales autóctonas  serviría para hacerlo atractivo y  podría servir de lugar ideal para la introducción del lince. Qué mejor lugar para el lince que un sitio que era su territorio hace dos días ¿como ponerlo en valor? una vez recuperado se podría convertir en un parque floral y faunístico con un mantenimiento económico vía visitas guiadas.

Ya tendríamos algo para ofertar, algo de verdad tangible, sobre el terreno.

Estas son las cosas que hay que hacer municipio a municipio.

Cada municipio debe enfrentarse a un proyecto que tenga una cierta envergadura y que, a ser posible, sea exclusivo.

¿Cómo financiarlo? Independientemente de los fondos que se puedan conseguir para el proyecto global, se pueden utilizar fondos como los del PER --quizás esta sería la mejor forma de que estos fondos se utilicen, de una vez por todas, para crear puestos de trabajo, que es para lo que se supone deben ser utilizados y no para su derroche muchas veces poco racional--.

Con un solo proyecto que se realice en cada municipio ya se podría configurar  una oferta real y atractiva y solo después, pasquines y ferias de turismo.

 "El Parque Cultural" no se puede quedar en agua de borrajas y  los políticos serregatinos deben despertar de un sueño de treinta años, dándose cuenta de que la riqueza de la Sierra se ve con simplemente asomarse a la ventana, que la riqueza de la Sierra está ahí deseando que la despierten y que  la mejora y conservación  es el futuro para la Sierra y para todos.

¿Agua de borrajas o despertar de la política serragatina?