lunes. 27.05.2024

Del monte a la dehesa

Tenemos un monte esplendoroso en España y en Extremadura. Tan rico y diverso como pésimamente gestionado. Una legislación obsoleta en muchos aspectos y una burocracia asfixiante, unida a unos intereses contrapuestos hace que ardan cada vez con más frecuencia, pasando de los fuegos habituales que se afrontaban con el fuerte apoyo de los habitantes de los pueblos cercanos, a los grandes fuegos, esos que ocasionan tragedias y que no se pueden combatir ni con los grandes presupuestos que la administraciones dedican a ello.

Dos expertos de la Universidad de Extremadura nos han explicado en la Sierra de Gata, con conocimiento y pedagogía, las claves de este problema. Ello ha culminado con una visita a las zonas quemadas que ilustran sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer en ellos. Los intereses de la industria maderera actúan por un lado, los de algunos ayuntamientos, que quieren hacer caja rápido de los restos quemados, y también los de los particulares, distinguiendo a los pequeños de los grandes, explican el resto del problema.

La Administración de Extremadura ha tomado una decisión valiente a la hora de impulsar un nuevo modelo de gestión del monte tras los incendios, si bien debería ser mucho más ágil con el entramado burocrático que la rodea, evitando que esa misma burocracia impida que pequeños ganaderos que han quedado sin la poca superficie de pastoreo que tenían, puedan pastar en zonas limítrofes, sin que los forestales se lo impiden. En conclusión: que Extremadura juegue un papel de vanguardia en la nueva gestión de los montes, y también en el control y agilización de la burocracia, dando ejemplo en lo que concierne a los montes de titularidad pública.

Limitando con el monte tenemos en el suroeste español (y en Extremadura la mayor parte), ese gran tesoro por descubrir que es la dehesa, esa gran desconocida por las administraciones que, hasta aquí, no han pasado de hacer buenas fotos y mala literatura sobre ella.

No solo es la Administración, sino que gran parte del mundo académico, de los economistas que hacen informes y vaticinios de futuro y la misma población extremeña, no pasan de evocar tópicos y lugares comunes de lo que debería ser el símbolo y la esperanza de un territorio como el nuestro.

La dehesa tiene tal cantidad de aprovechamientos posibles que si al menos los empresarios más emprendedores y las entidades preocupadas por el desarrollo fueran conscientes de ello podrían surgir iniciativas que dinamizaran nuestras perspectivas de futuro. Ya he citado en una ocasión una dehesa portuguesa (que vamos a visitar) que con 500 has. emplea a casi 20 personas y es ya un símbolo en el país hermano. 

Para terminar, si la televisión pública extremeña (en la que se han hecho no pocas banalidades), ahora que parece estar dirigida por una persona competente, hiciera un programa monográfico y periódico en serio sobre la dehesa, podría contribuir bastante a su conocimiento y desarrollo futuro. La presencia del Presidente Vara y la Directora de CanalExtremadura en el Foro de la Sierra de Gata espero ayude a conseguir este objetivo.

Artículo publicado por su autor en el diario Hoy (19/04/2016) y cedido personalmente para su publicación en www.sierradegatadigital.es

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481

Del monte a la dehesa