La Sierra de Gata es tierra de huertas, y ¿por qué no? también de jardines, pero no pueden ser convencionales, porque en un entorno como éste, sólo podemos concebir jardines éticos y sostenibles. Podemos convivir con la naturaleza, aprovechar sus recursos y hacerlo de manera respetuosa. 

Cuando hablamos del binomio sostenibilidad-aprovechamiento, nos es más fácil comprenderlo en el ámbito de las huertas, pero también nuestros jardines nos permiten recorrer ese camino que nos proporciona bienestar, descanso y felicidad al conectar con la naturaleza

Crear y mantener un jardín, es promocionar el medioambiente y si lo hacemos de manera sostenible, reducimos el impacto ambiental, concibiéndolo como un ecosistema que crearemos con especies autóctonas, como un patrimonio genético, teniendo en cuenta las siguientes pautas:

  1. Respeto por el suelo, conservando su fertilidad, sin contaminarlo ni destruirlo. El suelo hay que protegerlo con acolchados y técnicas similares.
  2. Optimizar el uso del agua
  3. Gestión responsable de residuos, emisiones y vertidos.  Recicla y composta
  4. Apuesta por el desarrollo local y cercano
  5. Concienciación de la jardinería sostenible  como mitología de trabajo
  6. Conversión del jardín ornamental a comestible, bebible y medicinal.
  7. Cultivo Biointensivo, asociaciones entre cultivos que aprovechan espacios y beneficios.
  8. Aprovechamiento de espacios, tejados, paredes y balcones. La jardinería no tiene límites espaciales.

Un jardín sostenible y ético es más diverso, económico y requiere un menor mantenimiento. Es mucho más que un jardín, nos invita a pasar del “corto plazo” a mirar más allá de nuestro beneficio personal y actual.

Independientemente de su tamaño o su complejidad, habrás conseguido crear un espacio único y hecho a tu medida, que va a contribuir a enriquecer nuestro entorno y aumentar nuestra calidad de vida.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481