capital
Turismo/Ocio
Cáceres es ya Capital Española de la Gastronomía 2015

Cáceres es ya Capital Española de la Gastronomía 2015

62 acciones de promoción iniciales a las que se irán sumando nuevas iniciativas. Entre estas ya están progrmadas actuaciones como "La Denominación de Origen del mes" o "Cáceres te pone el delantal". El presidente no ha tenido unas palabras para Sierra de Gata en ningún momento a lo largo su intervención en el acto de traspaso de la capitalidad, en Fitur

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XIV)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XIV)

Aunque fue el centro encajero más importante de Extremadura a principios del siglo XX, no sólo en Acebo se hacían encajes de bolillos. El segundo pueblo en importancia, dentro de la provincia de Cáceres, es Acehuche, pero también se trabajaba esta labor en Hoyos, Perales, Villamiel y en el resto de la Sierra de Gata. Así mismo existen mujeres dedicadas al encaje en Zarza la Mayor y el Casar y en los partidos de Garrovillas y Alcántara

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XIII)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XIII)

Es el mes de marzo de 1915, todavía en Acebo los arroyuelos de agua bajan corriendo por el centro de las calles, luciendo las tonalidades que le da el color tinto de la maquila que se desprende de los molinos aceiteros. Por esos tiempos, tiene este pueblo ocho lagares del famoso aceite de Sierra de Gata, que se exporta a Castilla y Portugal por arrieros de ambos puntos. Es este uno de los momentos que los arrieros castellanos y portugueses aprovechan para llevar el encaje de bolillos, no sólo a sus puntos de origen, sino también cumpliendo los encargos del camino

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XII)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XII)

El jornal diario que cobraban las mujeres acebanas, a principios del siglo XX, por trabajar en los talleres de encajes de bolillos, era de cincuenta céntimos de peseta a una peseta, según la calidad del producto y la dificultad del dibujo. A las mujeres más especializadas y hábiles en el manejo de los bolillos, se les permitía ir a destajo, poniéndoles una tarea. Se les pagaba por piezas, según las ondas que tuviera el dibujo, o por varas, consiguiendo con ello de una a tres pesetas

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XI)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (XI)

Las mujeres de Acebo son de tipo pequeño, graciosas y guapas, adornadas con vistosos pañuelos de talle, con sus collares y sus pendientes enormes, hechos por los notables orfebres de Ceclavín. Reúnense, para hacer encajes de bolillos, en grupos hasta de veinte, en sitios como la Sonajera, el Arenal, el Álamo, la puerta de Chimbole, el Palacio o el rincón de José Valiente. Animadas en entretenidas conversaciones, llevadas en la su palra, entonando canciones tradicionales y romances que de sus padres tomaban. Las niñas tirando de la saya dice la una, “mama ya está esti Pucherinu, velequí, que dil a juegal quieru paí”, y dice la otra, “dimi mama, está bien jechu esti Rotinu, que queé cona Santi pala praça”

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (X)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (X)

Camariñas y Almagro, en primer lugar, y Lagartera y China, más adelante serán los productores de encajes y mantelerías más ligados a la elaboración artesanal de Acebo. El 2 de febrero de 1915 se publica la noticia de la disolución de la Junta de Iniciativas presidida por Juan de la Cierva y Peñafiel. Un decreto de 31 de enero de 1915, da fin a tan ansiadas expectativas. Ni siquiera dieron tiempo a los informes de los enviados por la Comisión Organizadora de la Exposición Nacional de Encajes hasta las tierras extremeñas, para evaluar el estado de la industria del encaje de bolillos

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (IX)
DEDICADO A MI PRIMO Y AMIGO JOSé FERNáNDEZ “YEYO”, CON QUIEN TANTO QUERíA.

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (IX)

No sabemos si A Coruña sintió el abrazo de las culturas árabes y judias, como se percibió  en Cáceres. Si amamantó su convivencia sobre el poso dejado por estas en las tierras de Galicia o tanto más en Extremadura. Difícil es buscar el origen del encaje de bolillos en las filigranas que dibujaran estas citadas culturas en las paredes de la Alhambra de Granada y en la Sinagoga de Tránsito en Toledo. Pero las almohadillas de Acebo y Camariñas dedican un guiño certero cuando vierten, por varas, las filigranas que el hilo labró en el incesante entrecruzar de los bolillos torneados sobre madera

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (VIII)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (VIII)

No hubo mujer acebana alguna que saliese, de manera permanente, a las tareas del campo más que para la campaña del aceite y el vino. Todas ellas  quedaron prendidas a la almohadilla para, sobre picado de cartón, dibujar excelentes trabajos de encajes de bolillos en torchón, guipur, brujas y otros muchos que aprendían desde niñas

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (VII)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (VII)

¿Ha tenido alguna repercusión, nacional e internacional, esta labor de encajes de bolillo fabricado desde esta denominada Escuela de Acebo o, también, Centro Encajero de Acebo, o todo quedó reducido al pequeño núcleo poblacional de esta localidad cacereña, a la venta del producto en los mercados vecinos y a la demanda de los arrieros que, con sus carros, se acercaban  a esta localidad para la compra de aceite, mosto y naranjas?. Veamos

Cultura
ACEBO. Capital del encaje de bolillos (I)

ACEBO. Capital del encaje de bolillos (I)

Sin lugar a dudas, este pequeño pueblo de Acebo, enclavado en los valles de Jálama, allí donde la sierra eleva hasta 1.492 metros de altitud su felino nombre, pudo ser la capital del encaje de bolillos, bien porque su técnica de fabricación llegara a través de los árabes o porque lo fuera en las sucesivas reconquistas acaecidas desde el siglo X