celestial
Ese concierto celestial (II)
ENCAJE DE BOLILLOS

Ese concierto celestial (II)

El encaje de bolillo se expandió por toda España porque las acebanas no se arredraban y eran ellas mismas las que, desde tiempo inmemorial, salían  con sus maridos a vender en otoño y primavera, lo que confeccionaban en verano e invierno