lunes. 27.05.2024

104. ¿Crisis?

Mirar con obcecación los acontecimientos actuales como si ocurrieran por primera vez, es que no hemos aprendido del pasado y por eso estamos condenados a repetir los mismos errores

Crisis
Crisis

Mirar con obcecación lo que está sucediendo en este momento en el planeta con la tan meneada crisis, es perder en gran medida la perspectiva del ser humano.

¿Cuántas crisis hemos vivido desde que poblamos este planeta?, y todas ellas ha sido terribles, especialmente para las personas o los pueblos que las sufren. Guerras, pandemias, catástrofes naturales… y después de cada crisis un periodo de aparente paz, que en muchos casos no era más que una tregua para volver por los mismos derroteros.

Los seres humanos repetimos constantemente la historia y sino, repasemos como han evolucionado nuestras culturas… Griegos, persas, romanos, bárbaros, franceses, ingleses, españoles y ahora los norteamericanos… Todos llegaron a ser los mas poderosos en su tiempo y al final llegaba la crisis y todo se desmoronaba y parecía que el mundo se iba a acabar.

De hecho deberíamos preguntarnos como es posible que hayamos llegado hasta el presente cuando hasta hace muy poco no existía la medicina tal como hoy la conocemos, ¿cómo consiguieron sobrevivir nuestros antepasados sin la “super infraestructura farmacológica y médica” que hay hoy en día? Es un misterio.

A lo mejor o a lo peor tenemos mal conectados el cuerpo y la mente, el espíritu y las energías, tal vez por causa del miedo que se apodera de nosotros ante lo que llamamos CRISIS.

Por eso decía que mirar con obcecación los acontecimientos actuales como si ocurrieran por primera vez, es que no hemos aprendido del pasado y por eso estamos condenados a repetir los mismos errores.

No se trata de mirar para otro lado como si nada ocurriera, no, de lo que se trata es de quitar dramatismo a algo que se repite como se repiten las estaciones del año. Debemos aprender que es algo cíclico y que hay que buscar la mejor manera de protegerse, como uno se protege del frío sin pensar: ¡Dios mío, que frío hace. Ha llegado el invierno y no sabe nadie cuando va a acabar, a lo mejor nunca!  y entonces uno se esconde en su casa y no sale ni para comprar comida, no vaya a ser que se muera de frío en el camino.

La crisis actual solo la podremos superar si perdemos el miedo y aprendemos a adaptarnos a las circunstancias, por muy  amenazantes que estas sean.

El ser humano dispone de recursos para superar cualquier situación si tiene fé en sí mismo, si pierde el miedo, ese virus que inoculan en la mente quienes saben que el miedo paraliza, embrutece y no permite salidas creativas.

Os propongo que desterremos de nuestras vidas el miedo y lo sustituyamos por la confianza en que la vida es más poderosa que los que intentan controlarla.

Hasta  otro día amigos

Un abrazo.

Agustín

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481

104. ¿Crisis?