165. Música y consciencia

Entre el instrumento y la música, el misterio del intérprete: La Consciencia. Es la consciencia el intérprete o la música? ¿o es el puente que permite que la música vibre en el instrumento? ¿Y  quién permite que la música de la mente universal resuene en el instrumento que es el cerebro?

Algunos científicos se preguntan: De qué modo emerge de la actividad cerebral de todo ese conjunto de procesos que llamamos mente?

Quizás también deberíamos preguntarnos, ¿de qué modo se produce, desde la actividad mental, ese conjunto de procesos químicos, que llamamos cerebro?

Pero lo que tendríamos que tener claro, es que esas dos cuestiones corresponden a las de un pensador anclado en un universo local falto de sincronicidad e inclusividad, es decir un universo excluyente y caótico. Pero en el universo real no hay tal cosa de materia y mente separadas, ni observadores separados de lo que observan, tal y como afirma la física cuántica, 

Si nos pusiéramos unas gafas, que nos permitieran ver las cosas del revés, al cabo de un corto período de tiempo de adaptación, pensaríamos que ese es el derechas. Pero al quitarnos las gafas veríamos un mundo patas arriba. Todo depende de la lente con la que miremos las cosas, pero el cerebro es una lente construida con todas las imágenes anteriores, de tal manera que cada imagen se  percibirá dentro  del contexto de todo lo anteriormente observado, de todas nuestras programaciones.

Vemos el mundo a través de las imágenes del pasado, del filtro de nuestro propio cuerpo, a través de las cartografías que tenemos del mundo, de nosotros, del mismo cerebro. Y en esos mapas interiores nos movemos, y proyectamos además esos mapas con todos sus errores y sus aciertos a nuestros territorios.

En el cerebro la realidad está hecha de cartografías. Pero hemos confundido el mapa con el territorio, cuando no con el propio cartógrafo.

Podemos tratar de conocer todos los mapas en el cerebro pero ello no nos permitirá conocer al cartógrafo. Podemos tratar de conocer a fondo el instrumento pero eso no nos permitirá conocer la música. Pero si escuchamos la música, deberíamos de pensar que, sin duda hay alguien tocando el instrumento. Y yendo un poco más allá, debemos pensar en ¿Quién es el compositor?

Entre el instrumento y la música, el misterio del intérprete: La Consciencia. Es la consciencia el intérprete o la música? ¿o es el puente que permite que la música vibre en el instrumento? ¿Y  quién permite que la música de la mente universal resuene en el instrumento que es el cerebro?

Todo esto nos puede llevar a pensar que, de todas formas la consciencia es un puente que conecta los extremos del espíritu, -la música-  y la materia, - el instrumento-  para revelarnos, en un solo proceso, la unidad esencial de algo que en principio parecía separado.

El intérprete es el catalizador entre la partitura, el instrumento, el público, y el compositor.

La consciencia es lo que une, lo que armoniza lo observado, el observador y el campo de observación.

La consciencia es lo liga, lo que une, lo que  armoniza cuerpo, mente, espíritu y Creador.

         Hasta otro día  amigos.

Agustín 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481