jueves. 22.02.2024

Amor y Evolución

A veces uno se cree que tiene una gran capacidad de amar, pero no sabe muy bien por qué no es capaz de transmitirlo y yo me pregunto: si uno tiene gran capacidad de amar ¿es posible no transmitirlo?, ¿es eso posible?

La evolución es un camino que el espíritu debe recorrer para reconocerse y, en la medida que se va reconociendo, va ampliando su capacidad energética o de emisión de amo. Por tanto, un síntoma de evolución es la capacidad de generar o transmitir amor.

A veces uno se cree que tiene una gran capacidad de amar, pero no sabe muy bien por qué no es capaz de transmitirlo y yo me pregunto: si uno tiene gran capacidad de amar, ¿es posible no transmitirlo?¿es eso posible?

El amor es irradiación, no existe el amor en potencia sino en la práctica, como no existe la luz hasta que se manifiesta. Nada es hasta que no se produce, se concreta, se materializa, de la misma forma que las ideas solo son buenas o malas hasta que se ponen en práctica, hasta entonces solo son hipótesis, entelequias.

Existe en algunos sectores la creencia de que la vida es un lugar de expiación, de sufrimiento… y que eso te hace avanzar espiritualmente. Sin embargo, aquellas personas que ven en todo problemas, que piensan que la vida en un valle de lágrimas, que ven a los demás como posibles enemigos o competidores, los que viven intensamente la envidia o la soberbia, son candidatas a la amargura y a no sacar partido de las situaciones cotidianas aprendiendo de ellas. La capacidad de ser feliz en una característica de las personas con posibilidades evolutivas  y una buena herramienta para alcanzarlo es precisamente el sentido del humor.

La depresión, síntoma de estos tiempos, viene dada por la percepción pesimista de la vida y por la infravaloración de uno mismo.

La vida es un motivo de alegría y las dificultades y las tristezas deben ser el contrapunto para que la percibamos en toda su amplitud, con una actitud positiva, para que los acontecimientos nos pillen siempre preparados.

A nivel físico las energías que movilizan el amor ponen o pueden poner el vello de punta, y eso puede tener una explicación científica y otra filosófica. La primera no es importante, la segunda sí. 

¿Por qué se pone el vello de punta?, pues porque el cuerpo energético, el astral, se conturba de tal manera que hace que el físico reaccione en estado de alerta, centrando sus energías hormonales, neuronales y de todo tipo en la zona media del cuerpo, porque este no está acostumbrado a esas emociones, y ante lo desconocido reacciona para protegerse.

Pasados unos instantes en que la mente identifica la sensación, las energías se centran en la parte superior del cuerpo,(corazón y cabeza), entonces el corazón, sede filosófica de los sentimientos, palpita aceleradamente y las lágrimas, frecuentemente, asoman a los ojos, se contrae la garganta y se humedecen también las fosas nasales, porque la energía está arriba y el organismo reacciona.

Si uno tuviera asumida su emotividad, estos procesos físicos no ocurrirían, y entonces adquiere sentido lo que algunos maestros lamas dicen, como por ejemplo, que no les afectan las emociones, y puede parecer que lo que nos dicen, es que hay que desterrarlas, cuando en realidad de lo que se trata, es de comprenderlas y asumirlas.

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín 

Amor y Evolución