Técnica Anatheoresis

Nuestro colaborador semanal Agustín Rivas expone en su artículo de hoy la técnica Anatheoresis, acrónimo de varias palabras griegas cuyo significado es mirar hacia atrás contemplando el pasado y exhumarlo, traerlo al presente, comprendiendo
Anatheoresis
Anatheoresis

Al hilo de todo lo que he ido diciendo sobre las capacidades de esa maravillosa herramienta que es nuestra mente, hoy os presento una técnica fantástica para resolver todo tipo de problemas, tanto mentales como emocionales y físicos. Es la Técnica Anatheoresis.

La palabra Anatheóresis es un acrónimo de varias palabras griegas que significan:

MIRAR HACIA ATRÁS CONTEMPLANDO EL PASADO Y EXHUMARLO, TRAERLO AL PRESENTE, COMPRENDIENDO.

Es una psicoterapia basada en cómo los distintos ritmos cerebrales condicionan nuestra percepción en las distintas fases del crecimiento del ser humano, desde el mismo momento en que somos concebidos hasta los 7 a 12-14 años en que los ritmos beta son maduros.

Esos ritmos cerebrales, dependiendo del grado de maduración del ser humano a lo largo de su crecimiento, van variando, lo que nos da varios tipos o etapas de percepción (EP).

EP1…estado embrionario: va de 0 al mes 1.

EP2…estado embrionario: va desde 1 a 5 meses.

EP3…estado fetal y neonato: va de 5 meses a los 2 años.

EP4…de la niñez a la adolescencia, de los 2 años a 7-14 años.

EP 5…de la adolescencia a la juventud, de 14 a 21 años.

EP6…de 21 años en adelante.

En los tres primeros estados predominan los ritmos cerebrales lentos, es decir predomina el hemisferio cerebral derecho, HCD.

En EP4 comienza con predominio del HCD, y pasa a terminar con predominio del HCI (hemisferio cerebral izquierdo).

En los dos últimos estados el predominio es totalmente del HCI.

Nuestra actual sociedad funciona casi exclusivamente con el HCI

Si recordamos alguna de las características de ambos hemisferios veremos que:

HCI es analítico, temporal, racional…

HCD es analógico, atemporal, emocional. Anatheóresis va con el HCD

Los procesos cerebrales están íntimamente relacionados con los ritmos cerebrales. Estos ritmos cerebrales se pueden ver o medir con el electroencefalograma (EEG).

Van desde los 0 Hz hasta los 35/50 Hz, dependiendo del grado de estrés, de tensión, de actividad…

Dentro de esta banda podemos determinar dos zonas, una baja de 0 a 14 Hz y otra alta de 14 a 35 Hz.

La zona baja se divide a su vez, por sus características de percepción, en:

De 0 a 4 Hz. Dormido, sin sueños, sin recuerdos, sin consciencia, denominada banda Delta.

De 4 a 8 Hz. Umbral de sueño, alta emotividad y creatividad. Con consciencia de lo que ocurre, banda Theta ó Zeta.

De 8 a 14 Hz. Una gran paz, relajación, banda Alfa.

La zona alta de los 14 a los 35 Hz es el estado de vigilia, tensión, actividad, separa dentro y fuera, banda Beta.

Esto da 2 formas de percibir la realidad y por tanto cómo se procesa la información.

HCD----Ritmos lentos, controlan el lado izquierdo del cuerpo.

HCI ---- Ritmos rápidos, controlan el lado derecho del cuerpo.

HCD. Intuitivo, siente, simbólico, perceptivo, espacial, da el hecho.

HCI. Dual, digital, enjuicia, concepto, temporal, interpreta.

El HCI al enjuiciar crea la dualidad, un dentro y fuera, yo y otros, causa y efecto.

El HCI enjuicia de forma patológica las otras formas de conciencia o de percepción, que no son la suya y quiere expulsarlas, echar fuera.

Echar fuera al culpable, castigarle.

Eso es la enfermedad, la somatizamos al intentarla expulsar fuera del cuerpo.

El HCI no nos da la realidad, da la interpretación de la realidad.

No da el hecho, sino la interpretación del hecho, pero no es el hecho.

El HCD es analógico, da la semejanza.

Gota de agua ---- al océano (semejante en esencia).

Célula del cuerpo al cuerpo ---- el cuerpo a la humanidad.

No escinde, no divide ---- asemeja.

Pero lo importante es que es altamente emotivo.

HCD no interpreta, siempre muestra los hechos.

EMPEZAMOS A ENFERMAR EN EL CLAUSTRO MATERNO

Freud decía “los daños que nos enferman se generan en torno a los 2 años”.

Cuando se estructuró la anatheoresis, se vio que estos daños eran analógicos (de la misma esencia ) de otros anteriores.

No hay enfermedad de adultos, estos son analógicos de daños anteriores, incluso intrauterinos.

La enfermedad es la somatización de un daño emocional, casi siempre intrauterino o de parto.

La enfermedad es la exteriorización de una información mal colocada o asimilada, o sea de un daño.

Esa información contenida en nuestra mente se canaliza a través del cerebro. Dividido a su vez, o mejor dicho estructurado a su vez, en 3 partes:

reptiliano: la primera estructuración de las especies. Es totalmente espacial, frío y ritualizado. Basado en acercamiento y alejamiento, ataque y defensa.

Límbico: surge con los mamíferos primitivos. Rodea al reptiliano. Es donde se gestan las emociones intensas, las ondas theta y los recuerdos a largo plazo.

Es el que conduce a las motivaciones y emociones.

Es el que nos impulsa a buscar la euforia y el placer.

Neocortex: en su desarrollo, nos lleva al ser humano actual. Subdividido en dos mitades o hemisferios.

Con funciones y percepciones distintas.

Pero el HCD tiene mejores comunicaciones neuronales con el sistema límbico que el HCI.

Y el sistema límbico es el de las emociones intensamente vívidas.

Y por lo tanto podemos deducir que las enfermedades se generan cuando no hay HCI y sus procesos, encargados de quitar emotividad.

El núcleo de las enfermedades se produce cuando solo está activo el HCD, que es en la gestación y primera infancia 2 - 3 años.

Por ello debemos utilizar los ritmos cerebrales lentos, los del HCD, para solucionar las emociones que generan las enfermedades.

En EP1 --- El embrión esta totalmente abierto a la madre.

El mundo mental, emotivo y sensorial de la madre impregna profundamente al nuevo ser, que es un universo – totalidad.

En EP2 --- pasa a ser un universo-individualidad, pero simbióticamente unido a la madre, todo lo que recibe -emociones- son impactos focalizados y de forma personal.

En EP3 --- de feto maduro y bebé recién nacido, es muy receptivo a los impactos emocionales de la madre y del mundo extrauterino. Y no pueden hacer nada para desactivar esos impactos, pues no puede discernir y por tanto comprender las causas que las originan, ya que no posee todavía ritmos beta.

En EP4 --- es un mundo nuevo, de normas, responsabilidades, prohibiciones y castigos, que no entiende todavía y tiene que adaptarse a un mundo de adultos que se le impone.

El niño, aún Theta, vive un mundo lúdico, sin responsabilidades, tiene que adaptarse a un mundo beta, impuesto por los padres, a los que quiere y de los que depende y para no disgustarles, esconde todo lo que tiene dentro (su anterior vivencia) y se sumerge en ese mundo beta.

Un mundo beta que gobernará su vida de ahora en adelante, pero que no borrará sus experiencias anteriores, solo las esconderá y se sumergirá en un mundo totalmente ajeno al suyo.

VEAMOS EL VIAJE

Lo que sucede en los dos primeros estados de percepción en los que la conciencia es global no puede ser tomado como impactos a nuestro yo individual y pasan a fijarse en nuestro sistema nervioso o si lo preferimos en nuestra memoria celular.

Lógicamente en los 2 primeros EP, lo que más nos afecta son los contenidos afectivos del mundo mental de la madre y que pasamos a tomar como propios.

Así si una madre que al conocer que está embarazada mantiene una actitud de rechazo estará fijando en el feto un impacto analógico traumático (IAT) que pasará a ser el núcleo de un cúmulo analógico traumático(CAT) futuro, que se ira alimentando con otros IAT, como por ejemplo, la madre no se toca, no se comunica con el feto, al nacer lo separan de la madre, el novio la deja, el marido la engaña, etc. y en algún momento se somatizará como enfermedad física o emocional.

Pero es en el tercer EP3, últimos meses de embarazo, nacimiento y en el 1º mes de nacer cuando se reciben los IAT más fuertes.

Un claustro materno cada vez más estrecho,

que le aprieta,

lo empuja, lo expulsa, hacia un lugar desconocido, que cree morir.

Por un canal muy estrecho…

Sale a un mundo nuevo desconocido y traumático, (frío, luz, azotes,..separado…)

Posiblemente si no fuera por las endorfinas que se generan en el parto, al bebé le resultaría difícil sobrevivir.

A un bebé con una alta emotividad theta esto le resulta altamente traumático.

A un bebé que no puede discernir, que no comprende lo que está sucediendo, son situaciones terriblemente dolorosas, que van configurando IAT y CAT que condicionarán toda su existencia, pasarán con el tiempo a su biografía oculta, pero le condicionarán.

Y cuando sucedan hechos analógicos a estos impactos, esta biografía oculta pugnará por salir, por somatizarse y se originará la enfermedad.

Y esa enfermedad se originará por intentar recibir o conducir, o como queramos llamarlo, a un feto o bebé que solo tiene ritmos cerebrales theta, desde un mundo de adultos gobernado por ritmos beta y ya sabemos que beta escinde, separa, analiza… cuando theta o sea el bebé solo siente, necesita unión.

Las enfermedades las induciremos los adultos, sin intención de buscar culpables, con nuestra forma de percibir la realidad, de pensar que la realidad es beta o sea HCI.

Y estaremos imponiendo al feto o al bebé que es theta, que es emoción, nuestro mundo beta que es razón, lógica, dualidad, separación.

Esa imposición, que en el fondo es querer negar un mundo que llevamos dentro, que en realidad es lo que de verdad somos, pero que no podemos manifestar, el HCI quiere ocultarlo, pero cuando sucedan hechos que sean analógicos o similares a lo que llevamos dentro, se producirá una Actualización Patológica (AP) de los daños ocultos y se manifestará de una forma u otra, originando la enfermedad.

En consecuencia, las enfermedades, la mayoría por no decir todas, son la manifestación somática de nuestros daños psíquicos o emocionales.

Si buscamos el origen de la enfermedad, y para ello vamos quitando las capas que ocultan el origen, hasta llegar a él y lo sanamos, estaremos sanando la enfermedad.

Esto es lo que hace la Técnica Anatheoresis.

Con ello la persona sanará y lo que es mejor, estaremos en disposición de criar hijos con menos o libres de impactos traumáticos que los condicionen, estaremos en el fondo trabajando por un mundo mejor. Porque sabremos que cada uno se comporta, cómo su biografía oculta, le está condicionando, que las personas no son malas o buenas son como les han influenciado y eso al menos a mí me ayuda a entender y a querer al ser humano, en todas sus manifestaciones.

Un abrazo, hasta otro día amigos.

Agustín