domingo. 16.06.2024

Los molinos de tracción hidráulica están presentes en toda la comarca. Situados en los cursos de ríos y arroyos, la mayoría eran  molinos de aceite, pero también existían molinos de grano que se ubicaban, sobre todo, en zonas donde se cultivaba mayores extensiones de cereales como Cilleros, Valverde del Fresno y otras localidades. Esta ubicación, ha facilitado notablemente las operaciones propias del molino, excluyendo la presencia del animal dentro del recinto, eliminando así los inconvenientes técnicos e higiénicos que comportaba. Solamente se utilizaba tracción animal, si el otoño era seco y los ríos o regatos no llevaban  suficiente caudal para mover las ruedas del molino. El diámetro de las ruedas, era proporcional al cauce del río. En el arroyo de San Juan (Torre de don Miguel), de un caudal limitado, las ruedas de los molinos tienen un diámetro mayor que otros, para conseguir buenos rendimientos en años de sequía.

Triturado de la aceituna

El sistema de triturado con rulos fue evolucionando. Había varios modelos: al principio eran de tracción animal,  con un solo rulo, posteriormente  fue de  dos rulos, y  finalmente  de 3  rulos tronco-cónicos; estos últimos se  movían con energía hidráulica trasmitida por las ruedas del molino. No en todos los molinos se generalizó el uso de rulos, en la comarca tenemos algunos, donde se utilizó las muelas o molejones, como se puede ver en el llamado “molino de los frailes”, siendo uno de los propietarios José María Torres situado en Torre de Don Miguel. Las muelas realizaban la misma operación que los rulos, el peso de los molejones  en movimiento permitía la rotura de la pulpa y se obtenía una pasta homogénea o molienda lista para el prensado.

El sistema del rulo, ha sido el más generalizado en la comarca, y se conserva todavía. La operación consistía  en vaciar  las aceitunas  en  el centro a través de un sinfín, éstas se iban triturando desde el centro hacia el exterior de la base; la molienda obtenida quedaba al final de la parte exterior de la base o solera, la cual disponía de unas paredes inclinadas, para impedir que se derramase la molienda.

A los trituradores de muelas, cilíndricas o cónicas, se le reconoce los méritos o ventaja siguientes:

  • Realizar una rotura eficaz de las células con liberación del aceite.
  • No favorecer la emulsión.
  • Favorecer la reunión de las gotas de aceite, sustituyendo en parte, la operación de amasado.

No provoca aumento de la temperatura de la pasta.

Estos factores favorecen la obtención de un aceite de calidad. Por este motivo todavía se sigue empleando en las almazaras modernas, incluso las que funcionan con sistema centrífugo o continuo.

La extracción de aceite

El sistema de “prensa de viga y husillo”, ha funcionado en Sierra de Gata hasta 1940-1950. En los años cincuenta, coexistían  las dos prensas, de viga y prensa hidráulica. En la actualidad no se conserva ninguna almazara  con prensa de husillo; la mayoría las han modernizado transformándola en prensa hidráulica, y otras han sido abandonadas arruinándose o  bien  se han  reutilizados los materiales en otras construcciones.

Todos los molinos de Sierra de Gata se encuentran ubicados en los lechos de los ríos  y arroyos, en el siglo XIX fueron muy numerosos los molinos que funcionaban en la comarca, a título de curiosidad se citan los siguientes:

Nº de molinos,

almazaras o lagares
En 1846 (1)

Nº de molinos en 1961

(2)

Nº de almazaras
2013
Localidad
Molinos en Sierra de Gata
14 5 0 Acebo
6 5 0 Cadalso
12 3 1 Cilleros
5 3 0 Descargamaría
5 ¿ 1 Eljas
16 11 0 Gata
2 4 0 Hernán Pérez
14 8 0 Hoyos
7 4 2

Perales del Puerto

4   0 Robledillo de Gata
5 5 1 San Martín de Trevejo
5 3 0 Santibáñez el Alto
3 3 1 Torrecilla de los Ángeles
10 10 0 Torre de Don Miguel
8 8 1 Valverde del Fresno
13 1 0 Villanueva de la Sierra
4 5 0 Villasbuenas de Gata
11 11 1 Villamiel
144 91 8 Total

 

En 1846 funcionaban 144 molinos (1) lagares, almazaras según el diccionario geográfico de  Pascual Madoz. En 1961 funcionaban al menos 91  (2) según el diccionario geográfico de España, Viana de Modejar, 1961, y en el 2013 solo  8 almazaras (elaboración propia).

Los molinos de la década de los sesenta utilizaban el sistema de prensa hidráulico y triturado a la aceituna con unos rulos o muelas. A continuación se describe su funcionamiento:

En los primeros días de diciembre empezaban a recolectarse la aceituna de molturación o de aceite, de la que se extrae el aceite de oliva. Sin embargo a inicios del otoño se recogían las aceitunas verdes atacadas por la polilla del olivo las  “agostizas”. Cuando se acumulaban, se abría un molino para molturar estas aceitunas. En los inicios del invierno o después de la Epifanía, la aceituna está madura, la mayoría en el suelo,  suele estar arrugada y flácida por el efecto del frío y las heladas de enero. Los hombres vareaban los olivos y las mujeres y niños apañaban, en cestas de castaño, las aceitunas. Se solía llevar varias caballerías al olivar; cuándo se recolectaba "la carga", que eran tres sacos de fardo, se acarreaba al molino. En éstos existen unos depósitos independientes para cada olivarero, llamados "chiqueros" en Torre de Don Miguel, "Trojes" en San Martín de Trevejo y otras localidades. El tamaño del chiquero, era proporcional de la producción del olivicultor.

Antes de las fiestas navideñas se empezaba a preparar y limpiar el molino para comenzar la extracción del aceite, que se solía iniciar por el 15 de enero; si el año era productivo, la recogida de aceitunas solían durar hasta  últimos de febrero, y la molturación hasta bien entrada la primavera.

En el momento del inicio de la campaña, se indelgaba (echar el agua del arroyo al canal) el agua del arroyo hacia el molino, en la acometida que existía aguas arriba, que era conducida por un canal hecho de lanchas de granito y pizarra. Cuando llegaba el agua a la rueda del molino, comenzaba un movimiento giratorio, mediante el cual la rueda principal movida por la caída del agua, aprovechando la energía hidráulica,  le trasmitía toda la energía al molino. Esta misma agua movía 10 o 15 ruedas de otras tantas almazaras situadas aguas abajo.

Triturado de las aceitunas

Por la entrada inclinada se introducen las aceitunas hasta el interior, por una tolva caían a los rulos,  muelas o “molejones” (descrito anteriormente),  donde comenzaba la liberación del aceite contenido en las aceitunas; esas piedras cilíndricas o cónicas permiten triturar las aceitunas una o varias veces, hasta obtener  una pasta homogénea y de buena consistencia.

El eje de la rueda del molino trasmitía el movimiento giratorio a los rulos, a muelas y, mediante un sistema de correa, a la bomba hidráulica que prensaba las aceitunas.

La industria del aceite en Sierra de Gata (IV) Sistema de prensa hidráulico y rulos