El Día Internacional de las Mujeres Rurales rendirá un homenaje a la mujer empresaria del medio rural

El Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX) ha organizado para el próximo sábado, día 20, en Mérida, el acto en conmemoración del Día Internacional de las Mujeres Rurales con un reconocimiento a la labor “silenciosa” de este grupo de población en favor del desarrollo de la región y con una apuesta por el emprendimiento en los núcleos rurales
María José Ordóñez, directora del IMEX
María José Ordóñez, directora del IMEX

La jornada, en la que participarán más de 30 empresas, cuenta con la colaboración de las Direcciones Generales de Desarrollo Rural y Empresas y Actividad Emprendedora.

La directora del IMEX, Mª José Ordoñez, ha presentado el programa de actos de esta celebración, a la que asistirán más de 600 mujeres, en representación de un centenar de asociaciones, que se darán cita en el Palacio de Congresos de Mérida bajo el lema “Sembrando futuro, recogiendo oportunidades”.

Mª José Ordoñez ha destacado que las palabras sembrar y recoger son emblemáticas para las mujeres y ha explicado que en un momento de precariedad económica como el actual, y gracias a este evento, se harán visibles las aportaciones de las mujeres en todo lo que significa la permanencia de la cultura, las tradiciones, la familia y el fomento de la riqueza en las zonas rurales.

“Promoviendo oportunidades de empleo en nuestros pueblos estaremos evitando que la población joven, sobre todo las mujeres, acaben emigrando y se estará generando riqueza en los territorios”, ha manifestado la Directora General del Instituto de la Mujer de Extremadura. Con ello se contribuirá a fijar la población en el medio rural y a aprovechar el potencial de desarrollo económico que ofrecen estos núcleos, más en un tiempo de crisis económica y en una región como Extremadura, según explicó.

Apuesta por el mundo rural

La directora general del IMEX ha destacado la apuesta del Gobierno extremeño por el mundo rural y, como prueba de ello, ha apuntado que el presupuesto de la Consejería de Agricultura aumentará un 17 por ciento en 2013 respecto a este ejercicio.

Ha resaltado, además, que son unas cuentas que apuestan por la creación del empleo y la formación, que en el ámbito agroganadero duplica su consignación, pasando de 4,81 millones de euros en 2012 a 9 millones de euros en la próxima anualidad.

En la jornada del sábado se darán a conocer las iniciativas puestas en marcha por 30 empresarias y emprendedoras extremeñas en los pueblos de la región, demostrando que “con valentía, tesón y creatividad se pueden crear oportunidades de empleo en el medio rural", ha destacado Ordóñez.

Es el caso de Aves Extremadura, una empresa de Carcaboso, en el norte de Cáceres, dedicada a la adaptación de vehículos especiales y que cuenta con un equipo comprometido con la integración de la mujer en todos los sectores profesionales.

Destaca también el compromiso y la creatividad de la Asociación Cultural “Cabeza de Pájaro”, que ha colaborado desinteresadamente con el IMEX mediante el diseño de los materiales para la conmemoración del evento.

Pero también habrá ejemplos de mujeres empresarias de otros sectores como el turismo, la gastronomía, la enseñanza de idiomas, la ayuda a domicilio, el reciclaje de ropa y la artesanía, así como una exposición de fotografías en la que aparecen los puntos de vista de diferentes mujeres sobre su situación.

Homenaje a la mujer

Esta cita servirá además para rendir un homenaje a la mujer por su contribución al mantenimiento de muchos pueblos extremeños y para dar “visibilidad” a un trabajo no reconocido a lo largo de la historia, en la que han sido un elemento clave en el cuidado de los ancianos, los menores, las tierras y el ganado, en una región en la que el 60,3% de la población es rural.

Por ello, la Directora General del IMEX ha subrayado que la revalorización y dignificación de las tareas del cuidado y los trabajos domésticos es aún un asunto pendiente, pues estas aportaciones son parte también de la riqueza del país y la región.

Ha advertido además de que queda mucho trabajo por hacer, como demuestra el hecho de que las responsabilidades familiares recaigan en más de un 80% de los casos en las mujeres rurales del país.

La diferencia entre el índice de dependencia entre la población rural extremeña y la urbana es casi de 13 puntos. Si a ello añadimos que las tareas domésticas y el cuidado de menores y mayores dependientes recae en un 94,8% en las mujeres extremeñas, frente al 72,3% de los varones que manifiestan responsabilizarse de ello, la evidencia es absoluta.

Trabajar para que su presencia en el sector cooperativo se equipare a la masculina y aumentar su representatividad en los órganos de máxima decisión son otras de las tareas pendientes, ha añadido.

La Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en 2007 conmemorar, cada 15 de octubre, el Día Internacional de las Mujeres Rurales como reconocimiento a “la función y contribución decisivas de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural”.