domingo. 03.03.2024

Hidroeléctrica de la Cervigona. La penúltima esperanza

El estudio realizado por la Universidad de Extremadura concluye que de las 40 minicentrales hidroeléctricas encontradas y catalogadas en Extremadura, más de 25 de ellas están fuera de servicio y muchas sufren un fuerte deterioro. Hay algunas que sólo es necesaria su automatización, otras puede recuperarse el azud, el canal de derivación y el acueducto e incluso hay algunas con posibilidad de recuperar la turbina, pero las hay totalmente abandonadas que podrían utilizarse como reclamo turístico

 

La Cervigona
La Cervigona

Don Silvestre Paraqué entró en el bar como un torbellino. Era un día frío, de los lluviosos de principios de febrero. Dio las buenas tardes, a las que el camarero contestó cortésmente desde la cafetera expréss, la que disponía para servir a don Silvestre Paraqué el café con leche, como cada tarde que acudía al establecimiento.

-- Le veo sofocado. ¿Malas noticias?.

-- No, vengo arriciainu por este frío vendaval que nos mandan los queridos dioses de Sálama. He tenido que pelear duro con él para llegar hasta aquí.

-- Se agradece don Silvestre. Ha visto el recibo de la luz.

-- El recibo todavía no, pero la noticia sí.

-- Temprano madrugó la madrugada para darnos la razón.

-- Ni han esperado a los tres meses.

-- Pero fíjese usted que nos lo quieren vender como que se sube para ayudar a las familias con hijos.

-- Eso no se lo creen ni ellos. Aquí nadie da puntada sin hilo.

-- Lo que suben es la cuta fija.

-- Me temo que serán los usuarios más humildes, como son los parados y los jubilados, los que pagarán más, aunque consuman menos.

-- A ver si lo entiendo. Se sube la parte fija del recibo de la luz, la se paga independientemente del consumo…

-- ¡Claro!. Por eso dicen que se beneficia a las familias y se perjudica a las viviendas vacías y a las segundas residencias.

-- ¡Qué listos!. Nos suben la luz y dicen que nos benefician. Pues sabe lo que le digo que más beneficiados estaríamos si no la subieran.

-- Así es, pero la parte fija contratada pasa del 35% del total del recibo al 65% y la parte variable de consumo pasa del 65% al 35%.

-- Eso quiere decir que si quiero reducir el consumo para ahorrar, me va a dar lo mismo. Ya no tendré de dónde ahorrar.

-- No sólo eso si no que se favorece a los grandes consumidores eléctricos de mayor capacidad adquisitiva y a la gran empresa, que no tiene por qué preocuparse del consumo.

-- Ese era el truco oculto.

-- Ese, porque ya de nada servirá tener energía solar complementaria, y otro que con esto aseguran a las compañías eléctricas unos ingresos fijos elevados, compensando la caída del consumo  por el ahorro y la crisis económica.

-- Por eso estaban tan callados.

-- Pues ahora los del gas se apuntan al carro y también quieren subir la cuota fija.

-- Con esto subirá de precio todo.-- Un efecto dominó.

-- ¡Joder!.

-- ¿Y los nuestros?.

-- Cortando cañas.

-- Y a todo esto las minicentrales eléctricas, en el olvido.

-- Es algo que no entiendo porque aunque el estudio de la Universidad de Extremadura concluyó que el 60% de estas minicentrales estaban en desuso, también afirmaron que podrían recuperarse.

-- ¿Quién llevó a cabo el estudio?.

-- Fue el Grupo de Investigación del Área de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad de Extremadura.

-- ¿El  ENERMYT?.  Ese grupo es el que coordina el profesor Sebastián Rojas.

L-- e puedo decir que es un grupo de ingenieros industriales, ligados creo a Hidranatura.

-- ¡Ah!, pero ese es un proyecto internacional en el ámbito del agua…, para su gestión eficiente.

-- Puede ser, no… Mire, ahí en el tablón de corcho tengo colgada la nota de prensa.

-- No llego, está muy alto.

-- Súbase usted a esa silla.

-- Me vas a matar.

Mire lea aquí: “Entre los resultados que se desprenden del estudio destaca el elevado número de instalaciones de esta tipología en desuso en la región. Sus investigaciones han desvelado que del total de 40 minicentrales hidroeléctricas encontradas y catalogadas en Extremadura, más de 25 de ellas están fuera de servicio y muchas de ellas además, en una cardinal situación de deterioro. Esta cifra supone más del 60 por ciento del tejido minihidráulico total y los investigadores de la Universidad de Extremadura apuntan al desarrollo de la red de transporte de energía y construcción de centrales de mayor potencia como la razón por la cual han quedado relegadas estas antiguas fábricas de luz”.

-- ¿Qué le parece?.

-- Bueno esto está muy bien.

-- Sólo 15  minicentrales pueden salvarse con más facilidad.

-- Pero ese desarrollo tecnológico aplicado a las antiguas centrales le darían mayor potencia, facilitado encima por una mejor red de transporte. Lo importante que es que el salto de agua, sigue ahí.

-- Con este estudio nos han puesto los dientes largos.

Sigo leyendo:  “uno de los mayores óbices del rastreo realizado ha sido hallar las infraestructuras abandonadas. Como han indicado los propios responsables de este trabajo en muchos casos para ubicar estas plantas se ha precisado de visitas a través de la información de particulares que tenían ciertas referencias directas o indirectas de su existencia. Ha sido a través de entrevistas en ayuntamientos, núcleos rurales, así como en inspecciones realizadas, como los expertos de la Universidad de Extremadura han observado que estas instalaciones poseen estados de conservación muy directos”.

-- Es lógico estas instalaciones están ubicadas en parajes ocultos y agrestes. Afortunadamente todavía vive gente en los pueblos que saben de su existencia.

-- Sí, hace unos años era una odisea llegar hasta la fábrica de la luz y mucho más hasta la Cabeza de la Cervigona.

-- ¿Entonces cómo queda la cosa?.

La doctora ingeniera, Teresa Miranda, dice que “hay algunas que sólo es necesaria su automatización, otras puede recuperarse el azud, el canal de derivación y el acueducto e incluso hay algunas con posibilidad de recuperar la turbina. Pero las hay totalmente abandonadas sin elementos posibles para recuperar”.

-- A eso hay que añadirle la dificultad para obtener los permisos necesarios para la tramitación de la puesta en marcha. Me refiero no sólo a los administrativos sino también a que si son propiedad de Iberduero no creo que estos den autorización y legalicen la competencia, a no ser a buen precio, con lo que estamos en las mismas.

-- También han señalado la posibilidad de que las que queden definitivamente fuera de servicio se utilicen como reclamo turístico.

-- Sería una ruta interesante por los senderos de la naturaleza, con un final particularmente curioso.

El profesor Sebastián Rojas, que dirige el proyecto, ha dicho “que en el registro de instalaciones sólo aparecían reflejadas cuatro instalaciones minihidráulicas, una en la provincia de Badajoz y tres en Cáceres”.

-- Entonces estará contento con los resultados del estudio.

-- Algo así como recuperar la memoria del agua.

Fuente.-http://www.unex.es/organizacion/servicios/comunicacion/archivo/2013/abril-de-2013/2-de-abril-de-2013/el-60-de-las-instalaciones-minihidraulicas-extremenas-esta-fuera-de-servicio#.

Foto.- Salto de agua de la Cervigona en invierno.

Hidroeléctrica de la Cervigona. La penúltima esperanza