domingo. 16.06.2024

La Sierra ha asistido como un solo hombre a la misa funeral que el obispo de Coria Cáceres ha oficiado por el eterno descanso de Alberto Guisado Majano, cabo primero de la Unidad Militar de Emergencia, fallecido el sábado día 4 en las labores de extinción del incendio que ha arrasado más de 600 hectáreas en los términos municipales de Gata y Villasbuenas.

Elisabeth la joven viuda de Guisado, los padres del finado, Elena Férnandez, alcaldesa de Villasequilla y numerosos vecinos llegados en autobús desde la localidad toledana han estado arropados por cientos de serranos que llenaban la iglesia de San Pedro en Gata. Con ellos han estado numerosas autoridades del gobierno regional, alcaldes de las localidades serranas, altos cargos de la diputación provincial y compañeros de los retenes serranos.

Entre los altos mandos del ejército se encontraban hoy en Gata el Teniente general Don José Emilio Roldán Pascual, el General de división adjunto, Don Ignacio Pedrosa Rey, el Teniente Coronel Jefe de Batallón, Don Rafael Baena Reyes, el Cabo Mayor de la UME Don Francisco Javier Álvarez, el Capitán de la Guardia Civil Don Francisco Gago Contreras, el General de divisó Don Alberto Asarta Cuevas, el Teniente Coronel Jefe del V Batallón Don César Gutiérrez de la Cámara y el Sargento de la Guardia Civil, Don Antonio Sanchez García. Junto a ellos, numerosos compañeros de Alberto han querido regresar a Gata para despedir a su amigo.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia se ha producido cuando el cura párroco de Gata, Don Miguel, en una alocución directa con la viuda no ha sido capaz de contener la emoción y se ha visto obligado a interrumpir entre lágrimas sus palabras.

El ayuntamiento ha entregado una placa conmemorativa a la viuda que ha mantenido la serenidad en momentos tan tremendos de dolor y pérdida. Elisabet ha sido recibida con una salva de aplausos al abandonar la iglesia tras las oficios.

Desde el día 4 en que se produjera el fatídico accidente, los mensajes de condolencia y pésame no cesaron de llegar al domicilio de la víctima en la localidad toledana de Villaquesilla, donde Alberto Guisado residía con su mujer y su hijo. El presidente del gobierno, Mariano Rajoy, la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal y el presidente extremeño, José Antonio Monago firmaban sendos telegramas de condolencia.

Alberto Guisado Majano llevaba destinado en el I Batallón de Intervención de Emergencias de la UME desde el 21 de marzo de 2007.

El joven militar fallecido ha sido distinguido con la Cruz del Mérito Militar y la Cruz del Mérito de Protección Civil a título póstumo.

La viuda y los padres de Alberto Guisado asisten en Gata a la misa funeral por su...