domingo. 14.04.2024

La situación del Centro de Salud de Torre y de los pueblos que acuden a él en caso de urgencias está rayando la literatura de terror. Desde septiembre el centro no tiene ni médico de familia ni farmacéutico. En el caso de la farmacéutica, su baja maternal está siendo cubierta directamente por la coordinadora de enfermeras de la subdirección de Coria. Esta fórmula, no empleada nunca hasta ahora para solventar las bajas sanitarias, está minimizando la ausencia de la titular, sobre todo ahora con la campaña de la gripe activa.

Sin embargo, desde el 1 de septiembre, también está de baja la médico de familia titular. Desde entonces, los cuatro facultativos que trabajan en la zona de Torre de Don Miguel suman a sus pacientes los de la compañera, sus guardias y la atención de los 80 ancianos que viven en la Residencia de Torre. El día 8, el médico de Robledillo y Descargamaría tomará las vacaciones que por ley le corresponden y se merece. ¿Cubrirán su ausencia? Los sindicatos sanitarios de la gerencia Coria--Cáceres temen que no y, entonces, seis pueblos serranos y dos residencias de ancianos --123 personasmcon una media de edad de 83 años-- serán atendidas por tres médicos de familia.

Los sindicatos sanitarios vienen denunciando en las últimas semanas las trabas administrativas que encuentran para que la sanidad funcione en el área de Coria de una forma eficaz. En un comunicado de prensa, informaban de que “para contratar cualquier sustitución es necesario el visto bueno de 5 ó 6 departamentos, lo que supone la imposibilidad de la cobertura urgente y que no se cubran puntualmente las necesidades del personal”.

El ejemplo más próximo lo tenemos en la falta de médico de familia en el Centro de Salud de Zona de Torre de Don Miguel, que atiende las urgencias sanitarias de Robledillo de Gata, Descargamaría, Cadalso, Santibáñez y Gata.

Desde el 1 de septiembre, que se produjo la baja del médico de familia en el Centro de Salud de zona de Torre de Don Miguel, hasta el día 24 de octubre, la solicitud para cubrir su baja no ha llegado a Mérida. En la Gerencia de Cáceres rechazaban una y otra vez, por motivos de recortes y de otra índole, la petición realizada desde la subdirección médica de Coria hasta que su titular, Rosa del Rey, se desplazó personalmente a la gerencia de salud de la capital para “rogar” que dieran paso a su solicitud y esta pudiera tramitarse en Mérida. Ahora se busca en la bolsa de trabajo del SES un sustituto.

En aquella misma reunión del día 24, la Gerencia de Cáceres adquirió el compromiso de cubrir la plaza de Torre el día 5 de noviembre, pero al centro no ha llegado nadie. La localización de un sustituto en la bolsa de Mérida “puede llevar hasta quince días”, señalan desde los sindicatos sanitarios de Coria, y “teniendo en cuenta la situación de emergencia que se está viviendo”, los sindicatos aconsejan llamar a los médicos disponibles en la comarca, de los que “al menos hay tres disponibles”, señalan.

A partir del día 8, tres médicos atenderán seis pueblos y dos residencias de ancianos