domingo. 03.03.2024

Este verano está siendo una época de recortes en los servicios sanitarios que durante las últimas dos décadas se han venido conociendo en la Sierra de Gata, en particular, y en las zonas rurales extremeñas en general. La desaparición de los celadores en los centros de salud provoca que los edificios se cierren cuando el médico está en un aviso y la reducción de los horarios en los Puntos de Atención Continuada ha tenido unos efectos tan llamativos como el caso de Villanueva de la Sierra, que ha pasado de tener atención médica para sus vecinos y pueblos colindantes las 24 horas del día a que haya días en que ningún médico pase consulta en la localidad. Los recortes afectan a los Consultorios médicos, los Centros de Salud y al hospital Ciudad de Coria, centro de referencia para los serranos y, sobre todo en estas fechas, para sus visitantes. 

En la última remodelación del Servicio Extremeño de Salud, sus responsables unificaron las Áreas de Salud de Coria y Cáceres, hasta ese momento independientes en personal, presupuesto y funcionamiento. En esa unificación, los sindicatos mostraron su preocupación porque esta unión supusiera juntar en un mismo arca los presupuestos de ambas áreas y así se lo hicieron llegar a los representantes políticos. Éstos prometieron en aquellas reuniones informativas que cada Área de Salud continuaría siendo presupuestariamente independiente de tal forma que tanto Cáceres como Coria pudiera hacer frente a sus propias necesidades o priorizar sus inversiones en, por ejemplo, personal.

La falta de personal en el Hospital Ciudad de Coria es un hecho comprobable. Así por ejemplo, el servicio de Radiología del hospital que cubre las necesidades médicas de la Sierra de Gata, cuenta solo con dos radiólogos para todo el alta. Este hecho supone que ambos profesionales soporte guardias localizadas en días alternos que llegan a prolongarse durante 15 o 20 días seguidos de guardia cuando llega la época estival de vacaciones.

Por este motivo, el pasado 11 de julio se realizó una entrevista de trabajo para la contratación, durante el periodo vacacional, de un nuevo radiólogo y cuál fue la sorpresa de los sindicatos con representación en el hospital cauriense cuando pudieron verificar vehacientamente que el nuevo radiólogo contratado con el presupusto del Hospital de Coria está ejerciendo su trabajo en el cacereño hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

Ante esta situación los sindicatos CCOO, SIMEX, USAE, CSI-F, SATSE y UGT, han manifestado su su indignación “al comprobar que con el presupuesto del Área de Coria se intente sufragar los gastos de otro Área en detrimento de la viabilidad del Hospital de Coria y a consta de las condiciones infrahumanas del personal que realiza su trabajo con una excesiva sobrecarga laboral”, declaran los sindicatos denunciantes.

“Todos estos hechos conllevan a que sea el ciudadano el que sufra las consecuencias de este tipo de gestión”, declaran, y por ello “exigen que las contrataciones que se hagan con el presupuesto del Área de Coria sirvan para resolver la problemática sanitaria de este Área”, indican en la nota.

Centros médicos y consultorios

En la Sierra de Gata, contrariamente a lo declaró en nota de prensa la Consejería de Salud y Dependencia, las vacaciones de los enfermeros no están siendo cubiertas. De tal forma que ahora los consultorios médicos sólo cuentan con servicio de ATS durante mediodía. Hasta Villasbuenas está viviendo la ATS de Villamiel y al facultativo de Villanueva de la Sierra lo han sustituido sus compañeros de Hernán Pérez, Torrecilla de los Ángeles y Pozuelo de Zarzón. Y la sustitución del médico produce a partir de las doce del mediodía, hasta esa hora, Villanueva de la Sierra que tenía un Punto de Atención Continuada 24h, ahora no tiene servicio médico. De hecho, el martes de la pasada semana, por ejemplo, no tuvo servicio médico en toda la jornada.

En el caso de Hoyos, por ejemplo, trabajan todo el año siete ATS cuyas vacaciones de verano siempre se han cubierto. Este año, un ATS realiza el trabajo de dos compañeros y medio mes de vacaciones de un tercero.

Contrariamente a lo que declaró la Consejería de Salud y Política Social, el gobierno de Extremadura no se ha hecho cargo de los celadores en los centros de salud y desde el 1 de julio ningún centro dispone de este personal auxiliar. Si son imprescindibles o no es una cuestión opinable, lo que es un hecho incuestionable es que cuando el médico sale a un aviso o a atender una urgencia fuera del Centro éste tiene que cerrar sus puertas, como ha ocurrido en Torre de Don Miguel --dos veces el primer fin de semana de julio-- y en Hoyos.

La ruptura del compromiso del gobierno regional con los ayuntamientos de las localidades que cuentan con Centro de Salud han supuesto una deudas sobrevenidas a las arcas municipales de 28.000 euros en Torre de Don Miguel, 34.000 en Villanueva de la Sierra o 21.000 euros en Hoyos, por citar sólo algunos ejemplos.

Profesionales sanitarios denuncian el recorte de servicios y personal en Sierra de Gata...